Intimidades de La Rosada

Crónica – Nota – Política – Pag. 8

Roberto Di Sandro

No nos merecemos esto ¡Qué semanita! ¿No? Suceden hechos que son difíciles de clarificar porque al trastocarse asombran.
El jueves Carlos Heller estaba exponiendo en el Congreso sobre temas de sustentabilidad y estructuras jubilatorias y de pronto apareció una imagen demencial en pantalla de un diputado besándole un pecho a su pareja. Desde la presidencia en el recinto, Sergio Massa comenzó a gritar: “Paren, paren”. Los presentes que estaban allí y los virtuales en sus casas, como establece el protocolo, se paralizaron.
En Olivos, el Presidente y un grupo de jóvenes de distintas profesiones se miraron. La pornografía había entrado definitivamente en el Palacio de las Leyes.
Uno de los casos más explosivos de los que ha vivido la Argentina desde su fundación se había consumado: un legislador nacional besándole los senos a su hermosa mujer. Lo echaron de inmediato.
Ni lo juzgaron. No había forma de explicarlo, a pesar de que después trató de hacerlo. Pertenecía al bloque del oficialismo: Juan Ameri, salteño y barrabrava, así dicen, de River Plate que fundó una agrupación: “El Aguante”. Esto revolucionó todo. Los medios del mundo difundieron el hecho con lujo de detalle. Después se recordaron otras cosas que ocurrieron en algún momento, pero muy por encima, que suman, claro. Las redes sociales se hicieron un verdadero picnic con esto y hasta se llegaron a ver en los cortos realizados títulos sexuales y de mal gusto que humillan a nuestro país. En tanto en la Casa Rosada un núcleo de funcionarios presidido por Santiago Cafiero trataba los difíciles momentos que atraviesa el país. Pero surgían detalles optimistas para el año que viene y la buena gestión realizada por las deudas con los bonistas que alivia la situación de diferentes aspectos económicos y para un futuro muy cercano. Sin embargo en el trazado del panorama general abordado el saldo es sumamente endeble. Referimos a continuación una serie de proyectadas cuestiones que están dando vuelta y tratan de animar a la gente que recibe impactos, diariamente, en sus bolsillos no enflaquecidos sino, ya ahora, vacíos. ? El gran “sacudón” Estos días, como decimos, fueron muy agitados. En hechos y en palabras.
El espanto ya lo mencionamos (recorrió el mundo) y en el ámbito oficial impactó y entristeció porque tocó directamente a nuestra Nación. Alberto Fernández, el Presidente, cuando vio la filmación de la “degeneración” estaba con gente; la ciudadanía en su casa se agarró la cabeza y la sociedad enmudeció. Después todo el gabinete, al encontrarse en la Rosada y en Olivos. Días antes una visita sobresaliente se había producido en los verdes suelos de la residencia: Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidenta.
La que “manda”, dicen por diferentes cauces de nuestro dilatado territorio. Si alguien les comenta que “están de acuerdo los dos”, se sonríen de costado. Es muy difícil convencer en estos tiempos. Si es cierto todo lo que se comenta, sólo el hombre invisible lo sabe.
Los dos mandatarios hablaron largo y tendido. Luego reuniones y más reuniones de gabinete y del “círculo” más cerrado. En uno de estos últimos contactos el jefe de gabinete, siguiendo directivas presidenciales, les dio un verdadero “sacudón” a todos los hombres y mujeres que integran el plantel oficial mayor. “A ponerse a trabajar, señores”, les expresó, y dio misiones de encuentros con “todos los sectores” y a salir a dialogar y responder. Llamó a movilizarse a todos los funcionarios. ? Cambio de estructura A pesar de la pandemia, ahora sí, el Presidente saldrá a recorrer el país “íntegramente”. Uno o dos viajecitos por semana con anuncios concretos. “Quiero hablar pero con proyectos para hacer”.
Cabe destacar que se agarraron la cabeza y algunas culpas se echaron cuando vieron que había una cantidad tremenda de desocupados.
Ahora hay un 13 por ciento y pico. Son más de dos millones y medio de personas que no tienen trabajo. La desocupación puede llegar al 28 por ciento a fin de año.
“Ahora hay que moverse no sólo con palabras sino con hechos”, dijo el Presidente, y agregó: “Vamos a terminar con la desocupación”.
Cafiero arremetió con un informe y miró mucho al ministro de la Producción, Matías Kulfas.
Allí donde puso el dedo Cafiero y arengó a una mayor producción a través de medidas “que se darán dentro de pocos días”, indicó.
El Presidente viajará al interior y también a diferentes circunscripciones del Gran Buenos Aires. Irá a la Casa de Gobierno tres veces o “cuando quiera” y atenderá a todo el mundo ya sea en Balcarce 50 o Wineberg y Villate, en Olivos. Se pondrá en marcha una estructura más ágil y positiva. Veremos. ? Lo que no se dice Encuentros, reuniones espontáneas, diálogos y todo lo que significa informar a veces no se dice. No lo son. Se olvidan (hum) o tratan de reservarlo. Aquí sí podemos, con la confirmación previa, lo hacemos.
Hace una semana hablamos de que el Presidente y el Fondo Monetario “dialogan casi a diario”. Todo marcha para acuerdos. Ahora se confirmó.
Gerry Rice encabeza la misión y viene, si no hay cambios, en la primera semana de octubre. Reanudan las negociaciones. Recuerden que Rice pasó reservadamente por el despacho del Presidente hace algún tiempo. Lo elogiaron a Jorge Sarghini. Un peronista incorporado a las filas de Roberto Lavagna.
El otro día detuvo un proyecto que se iba a aprobar sobre gestiones en paraísos fiscales, presentado por el oficialismo. Habló con criterio, con claridad y la serenidad que siempre lo caracterizó. Surgió en épocas del peronismo de Perón y siguió los pasos de Lavagna. Le creen y de allí que aquellos que habían apoyado el proyecto cambiaron el voto. Nadie dijo nada, y al contrario. Nos enteramos de que desde el máximo puesto del poder reconocieron su actitud. De otro vértice informativo.
Se llama Cecilia Todesca. Es la segunda de Cafiero y defensora con uñas y dientes de este proyecto de gobierno y reitera su optimismo, en cada reunión, de que el país se va a poner de pie. Recorre muchos lugares donde siente el apoyo de la gente trabajadora “y de muchos de clase media”. Sus firmes palabras a veces sorprenden a los que la observan.
Otra si digo. Salió por TV el otro día. Volvió a enfrentarse con el gobierno y más con la que es ahora vicepresidenta de la Nación. Aludió a que su partido va a ganar el próximo desafío electoral con el Frente de Todos. Alguien que estaba a muy pocos metros nuestro porque así lo establece la pandemia, casi gritó cuando preguntó: “Cheà decime: ¿esta señora no es la que perdió con el gobierno anterior?… La de la televisión era Patricia Bullrich. Así es la vida. También ocurren olvidos que son increíbles o no pero que a muchos, me incluyo, nos entristecen.
El 25 se cumplió un aniversario del asesinato de un dirigente de una lealtad impresionante a Perón: José Rucci. En el ámbito del justicialismo histórico se recordó. Mensajes y llamados telefónicos se entrecruzaron para recordarlo y hasta algunos se acercaron a su tumba. Pero del gobierno no surgió una sola mención. Sonó una pregunta al unísono: ¿acaso este no es un gobierno justicialista? Nadie contestó.
Las últimas encuestas pusieron de mal humor al gobierno. “Veníamos muy bien hace poco tiempo y ahora caímos de golpe”, dijo alguien muy K. Quisieron hacerle alguna pregunta, pero se fue apurado. Lo que vea ahora escrito va con mayúscula: LAS MALVINAS SON ARGENTINAS.
Con todo honor por escribirlo precisamente en un diario que les rinde homenaje permanentemente a las Malvinas como es Crónica, la flamante Asociación de Periodistas de la República Argentina honra a nuestras islas el 3 de noviembre próximo comunicándose por vía conferencia con colegas de Europa y América latina para recordar nuestra lucha. Intervienen periodistas de la Casa Rosada y del Congreso.
Fernando Ramírez y quien escribe darán mayores detalles de este encuentro entre hermanos en próximas ediciones. ? Estudio a fondo En Olivos se suceden reuniones muy estrictas en torno a tomar decisiones sobre los aumentos de tarifas. Según un vocero, el Presidente se muestra sumamente obsesionado por los aumentos que se avecinan de los combustibles, por lo menos “los nuevos” que están estudiando. Él mismo está hablando con los titulares de las empresas y busca la forma de evitar incrementos que el público no puede pagar. Pero también volvió a reunirse con representantes de la Secretaría de Comercio -inspectores- para recibir un informe directo de qué es lo que pasa para que la gente se queje día a día por aumentos que no están autorizados.
Comentan los que observan al jefe de Estado un gran mal humor cuando los reclamos se hacen a diario y agregó, en alto tono: “Esto tiene que terminar”. Crónica publica permanentemente estos desacoples que angustian a la población. Atención que puede haber congelamiento de precios por más tiempo. El próximo domingo esta página vuelve a mostrarles novedades con detalles y otras que son exclusivas. Buena semana para todos.