Cayeron 17,8% las ventas minoristas

Crónica – Nota – Economía – Pag. 5

Las ventas minoristas durante agosto cayeron el 17,8% en comparación con el mismo mes del año pasado, medidas en cantidades, pero el declive es más pronunciado en el Área Metropolitana de Buenos Aires, en donde el nivel de retracción interanual alcanzó el 33%, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Industria (CAME).
De esta manera, en lo que va del año la venta en el sector minorista acumula una caída anual del 30,5%, que se explica por las fuertes bajas registradas en marzo, abril, mayo, junio y julio. Estos últimos fueron los meses con más altas restricciones por la cuarentena obligatoria y se sintieron con mayor fuerza en el AMBA, ya que en el interior del país la caída fue de sólo el 9,4%.
No obstante, desde la CAME señalaron que “si bien muchas ciudades del interior normalizaron su actividad, el cumplimiento de los protocolos, los menores ingresos de las familias, los altos niveles de endeudamiento y la menor circulación de gente en las calles siguen afectando el consumo”.
Desde la entidad subrayaron también que “en mayor o menor medida todos los rubros finalizaron en baja, incluso aquellos considerados esenciales, como alimentos, farmacias o materiales eléctricos y ferreterías “, que aparecen entre los menos afectados.
El rubro que registró la caída interanual más importante fue el de “Relojería, joyerías y bijouterie”, con una baja del 38,1%, sector que se “desde hace tiempo se mantiene con caídas muy profundas”, sumado a que se vio afectado por “la venta ilegal callejera de esos productos, que a pesar de la cuarentena no se retiró de las calles”.
En segundo lugar aparece el rubro “Indumentaria” como el más afectado en el último año, con una retracción del 32%, atribuida, según indicó también la CAME, al “cumplimiento de los protocolos que limitan la cantidad de gente que puede entrar al mismo tiempo al local y la falta de poder adquisitivo”, entre otros factores.
En este sentido, otro sector que tuvo una fuerte baja en el consumo fueron el de “Calzado y marroquinería”, con una retracción promedio del 28,5% anual, en tanto que de “Mueblerías, decoración y textiles para el hogar”, que tuvo un descenso del 23,8%, se rescató que “hubo más consumo de productos nacionales debido a las menores importaciones en ese rubro”.
Por su parte, el rubro con menor caída interanual en el mes fue nuevamente “Farmacias”, con una retracción del 4,9%, siempre medida en cantidades, un sector que pudo mantener sus ventas activas aún en el “peor momento” de la pandemia.
Este rubro fue seguido por el de “Alimentos y bebidas”, con una baja del 6,7%, del que la CAME valoró que, en comparación con el inicio de la cuarentena, cuando la gente comenzó a circular más por las calles, el consumo de esos productos “dejó de concentrarse en los grandes supermercados” y además “se redujo la compra online y se incrementó la realizada en locales al público”.
Por último, el último rubro que no superó el dígito de caída anual fue el de “Ferretería, materiales eléctricos y construcción”, con una baja del 8,9%.