La nafta aumentó 6% y empuja la inflación

Crónica – Nota – Economía – Pag. 2

Las principales compañías que dominan el mercado minorista de combustibles incrementaron 6% sus combustibles líquidos, y prometen nuevos incrementos. Si bien en el Área Metropolitana de Buenos Aires el alza fue de ese porcentaje (unos 3 pesos por litro de nafta), el promedio nacional fue de 4,5%.
El puntapié inicial lo dio una vez más YPF, la petrolera estatal que concentra más del 50% del mercado, que logró el aval de la Casa Rosada y aplicó la corrección a última hora del martes. Shell y Puma se sumaron durante la mañana, mientras que Axxion modificó sus precios durante la tarde.
Así, los nuevos valores de referencia de YPF en las estaciones de servicio de la ciudad de Buenos Aires son para la nafta súper $56,68; nafta premium Infinia $65,39; diesel $52,94 y diesel premium Infinia $61,95.
Shell, en tanto, estableció un precio para la nafta súper $57,68; la nafta premium V-Power $66,73; la fórmula diesel $54,99, y el diesel premium V-Power $62,99.

Discusión interna
El CEO de YPF, Guillermo Nielsen, encendió las alarmas en la Casa Rosada cuando declaró públicamente la semana pasada que el precio estaba cerca de un 10% retrasado.
Cuando el anuncio era inminente, desde el gobierno buscaron bajarle el tono a la versión señalando que la medida “todavía se está analizando”, y que la decisión se demoraría “unas semanas” como parte de una “revisión integral”.
La disputa se dio porque mientras Nielsen mostraba la necesidad de conseguir fondos frescos para la empresa -que debe realizar tareas de exploración, entre otras cuestiones- y enviar una señal al mercado luego de extender el congelamiento de las tarifas de luz y gas, otros ministros señalaban que la decisión aumentaría la presión sobre los precios, cuando todos los analistas indican que agosto será el inicio de una fuerte suba de los precios. De hecho, ayer diversos economistas estimaron que la inflación del mes en curso tendrá “un piso del 2,5%” y apuntaron que la suba de combustibles “aumentará al menos medio punto ese pronóstico”.

¿Habrá más?
Mientras todavía se calcula cuánto impactará sobre los precios generales esta suba -la primera desde diciembre del año pasado-, las empresas no descartan nuevas correcciones. El fin de semana, los estacioneros estimaban que el atraso de los precios -en función del dólar y lo que subió el precio del barril de petróleo crudo- llegaba al 14%, un poco más del doble de lo que subió la nafta en todo el país. De hecho, YPF sostuvo que el alza fue una “actualización de precios que será como en el futuro” con un criterio federal.