La Ciudad pone un freno a la nueva flexibilización pero suma comercios

Clarín – Nota – Tema del Día – Pag. 12

Sebastián Clemente

Abrirán negocios en grandes avenidas. Los deportes individuales y restoranes al aire libre tendrán que esperar.
Los anuncios del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, confirmaron lo que se anticipó desde el miércoles. Como en el resto del país, la cuarentena seguirá como hasta ahora al menos hasta el 16 de agosto. Por eso, la etapa 2 que había previsto el Gobierno porteño por ahora queda en stand by. Es parte de las 6 fases que se presentó hace tres semanas dentro del plan de puesta en marcha de actividades que debieron cerrarse en medio de la pandemia del coronavirus. La cantidad de contagios por día, que se mantiene alta en la Ciudad y también en la Provincia de Buenos Aires, frenó la idea inicial de avanzar con más aperturas como actividades deportivas individuales y hasta la habilitación para que los restaurantes y los bares pudieran funcionar con mesas en las veredas. Lo único que hasta ahora tenía fecha era la apertura de comercios en cuadras de avenidas de alta circulación como Santa Fe, Cabildo, Corrientes o Rivadavia, que incluye al rubro de ropa y calzado: el lunes 3 de agosto. Clarín pudo saber que la decisión sobre cómo se hará esa apertura se ajustará durante el fin de semana, pero que de no mediar imprevistos, esos comerciantes volverán a levantar la persiana. La forma la anunciará hoy Rodríguez Larreta. Con la apertura de esos comercios, la Capital tendría el 93% de los locales funcionando. Sólo restarían los entornos de los centros de trasbordo de Retiro, Constitución y Once, y la avenida Avellaneda, en Flores. El objetivo es darle más aire a un sector como el comercio, que está ahogado, y en el que, según las estimaciones de la Federación de Comercio de Buenos Aires (Fecoba), quedarán en el camino unos 20 mil comerciantes que no podrán volver a abrir. “El nivel alto en el que están estabilizados los casos nos indica que tenemos que ser muy prudentes en las próximas semanas. El virus sigue circulando”, dijo el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, cuando le tocó el turno de hablar en Olivos. Y agregó: “No fue fácil lograr lo que logramos juntos. Tenemos que consolidar esta primera etapa. Hagámoslo juntos para no tener que retroceder”. El mandatario agradeció el esfuerzo hecho hasta ahora y remarcó la responsabilidad ante lo que viene: “Hoy, cada cosa que hacemos o dejamos de hacer puede tener un impacto enorme en los demás”. En la etapa 2, que por ahora deberá esperar, al menos hasta el 16 de agosto, también figura la idea de incorporar el permiso para los deportes individuales, como el tenis o el golf. Al parecer, también quedarán en stand by. Son actividades que no están consideradas como esenciales, aunque generan empleo y tienen que ver con la recreación y el bienestar, un aspecto que en el Gabinete porteño consideran importante y buscaron privilegiar con los paseos recreativos y la actividad física al aire libre. El resto de lo pensado incluye el trabajo administrativo del personal de los museos de la Ciudad, la apertura de las bibliotecas, pero sin permanencia, y funciones de artes escénicas a través de streaming. Estas son actividades que no generan demasiado movimiento y por eso se pensó que podrían reabrirse. La apertura del autódromo porteño para que los equipos de las distintas categorías puedan hacer pruebas de pista es otra de las actividades que se demoraría. Por último, tampoco se dará la habilitación para que los restaurantes puedan atender con mesas en las veredas, sin mozos y con cubiertos y platos descartables.