En las góndolas, 6,1% más caro que en los campos

Crónica – Nota – Economía – Pag. 6

La brecha en los precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los 24 principales productos agropecuarios en el campo subió en 6,1% en julio, en comparación con junio pasado, según indicó un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En relación con los datos arrojados por el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD), hubo 14 productos con subas de brechas y 10 con bajas en julio, entre las que se destacaron la pera y el zapallito como las que tuvieron diferencias más amplias entre el valor del producto en el campo respecto del precio en la góndola, en tanto que la acelga, el pollo y la papa fueron los de menores brechas.
Sobre este misma línea, durante el pasado mes de julio la mayor brecha se detectó en el zapallito, cuyo precio se multiplicó por 9,24 veces desde que salió del campo, seguido por la pera (9,1 veces), la manzana roja (8,43 veces), la naranja (7,6 veces), la calabaza (7,1 veces), la zanahoria (6,9 veces) y el limón (6,4 veces).
En tanto, los productos con menores brechas fueron la acelga (1,9 vez), el pollo (1,94 vez), la frutilla (2,17 veces) y la papa (2,6 veces), los huevos (2,9 veces), el repollo (3,4 veces) y el pimiento rojo (3,2 veces).
Al analizar de forma individual los porcentajes, la zanahoria es la que más subió entre su precio de campo y el de góndola, por lo que escaló hasta el 111, 2%, impulsado por una disminución de 10% en los precios de destino y una baja del 57,3% en los precios de origen.
Este diferencial se debería a una situación extraordinaria de escasez en la producción en Mendoza, por cuestiones climáticas relacionadas con la falta de agua en las cosechas, mientras que en el registro interanual se observa una variación de 105,83% en el precio de origen.
Más atrás aparecen el zapallito, con 45,4%, la cebolla, con 42%, la calabaza, con 27,9%, el brócoli, con 18,8%, la manzana roja, con 16% y la berenjena con 14%.
El producto que más bajó fue el tomate, con un descenso del 30%, algo que responde a una disminución de 1,7% en los precios de origen y una baja del 31,2% en los precios de destino, seguido por el IPOD del pimiento rojo, que descendió 21,9%, impulsado por una baja del 14,4% en los precios de destino y un aumento del 9,5% en los precios de origen.
Por su parte, los consumidores pagaron en promedio 4,87 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en junio la diferencia fue de 4,59 veces, en tanto que el IPOD frutihortícola subió 8,1% en julio y la brecha para esos productos promedió en 5,2 veces, pero ubicándose 4,9% abajo del mismo mes del año pasado.
A cinco años de la primera publicación del IPOD, desde la CAME señalaron que, si bien esta medición “contribuyó a generar conciencia, tanto en los consumidores y en el gobierno nacional, sobre las prácticas abusivas por parte de los formadores de precios, aún no se ha logrado achicar la brecha de precios campo-góndola”.
Para la obtención de los datos se relevaron más de 500 precios de cada producto en la ciudad de Buenos Aires, y las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz.

Oscilaciones La suba fue impulsada por fuertes aumentos en la zanahoria, el zapallito y la cebolla.
Acelga, pollo y papa, tuvieron poca diferencia.

LOS CONSUMIDORES PAGARON 4,87 VECES MÁS DE LO QUE COBRÓ EL PRODUCTOR