El Gobierno interviene en la pelea entre La Serenísima y los súper

Clarín – Nota – El País – Pag. 29

La pelea entre Mastellone Hnos, dueña de la marca La Serenísima, y los autoservicios y almacenes llegó al Gobierno. El Ministerio de Desarrollo Productivo le labró un acta a la empresa para que explique a qué responde el valor adicional de 3% que cobraría a su cartera de clientes. Más tarde, la empresa emitió un comunicado en el que ratifica que cumple con los precios máximos establecidos por el Gobierno. Como contó Clarín, desde hace más de una semana, los autoservicios chinos y luego los almacenes decidieron dejar de comprar los productos de Mastellone porque venían con un recargo del 3% en los precios en concepto de “gastos de flete”, por llevarles a los comercios el producto hasta la puerta. La empresa argumentó que ese cargo en la distribución “pertenece a una negociación entre privados y no debería impactar en los precios al consumidor”. Dice que sus costos se incrementaron un 28% y que solo está trasladando una parte ínfima de ese incremento. Pero, según la cartera que dirige Matías Kulfas, ese plus del 3% incrementaría el precio de los productos lácteos en góndola y violaría el congelamiento que los precios máximos establecen por la Resolución 200/2020 y la disposición 13. El ministerio dijo que la empresa tiene diez días para realizar el descargo por este nuevo concepto que incorporó a partir del 17 de julio, según la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores pudo constatar en la facturación. El cuerpo de inspectores de la Secretaría de Comercio Interior hizo una inspección en la planta de Mastellone con motivo de las denuncias realizadas por varios comerciantes, por el cobro de un adicional sobre un rubro que en facturas anteriores no se observaba. Realizaron la verificación de toda la documentación que presentó la empresa y, si bien los valores de los productos por unidad corresponden a los dispuesto por la normativa vigente, en la facturación se encontró un costo adicional que no está especificado y por el cual no se detallan contraprestaciones a los comercios. En realidad, en la compañía aseguran que hasta ahora Mastellone no cobraba por la distribución, que sí facturan otras empresas de consumo masivo. Pero que no puede absorber más ese costo. A pesar de la explicación informal que dio Mastellone, la Secretaría de Comercio Interior labró un acta para que la empresa presente un descargo formal en el que se detalle la causa de ese adicional en la facturación. En un comunicado, Mastellone ratificó “que está cumpliendo con los precios máximos establecidos por la resolución 100/2020. Al mismo tiempo, la empresa subrayó que cualquier modificación en los precios que se lleve a cabo en las góndolas es exclusiva responsabilidad de los comercios”. “En cuanto al llamado ‘costo de flete’, que motivó una medida contra Mastellone Hnos de parte de unos pocos comerciantes, se trata de un cargo que se aplica para solventar el incremento del costo logístico de este año, que excede el 25%. El servicio logístico es prestado por una empresa tercerizada y permite distribuir productos refrigerados todos los días a unos 70.000 comercios en todo el país.” “Este cargo logístico no es algo inusual, ya que también lo aplican diferentes empresas, no sólo lácteas, sino también de otros rubros como cervezas, gaseosas, fiambres, etc. Por otro lado, La Serenísima ofrece a sus clientes un servicio de entrega diferencial e incluso ya venía aplicando un cargo logístico de este tipo para determinados clientes y canales”, agregó. “No es lo mismo entregar productos refrigerados boca por boca a cada cliente a que ese mismo comerciante deba ir, por sus propios medios, a abastecerse en un mayorista”, explicó la empresa.