Bancos reducen el límite de financiación en cuotas

Diario Popular – Nota – Información General – Pag. 17

Entidades financieras comenzaron a notificar a un segmento de clientes que el límite en cuotas será del 30% del total con el objetivo de favorecer a los consumidores ?más rentables?
De manera selectiva algunos bancos privados están comunicando a sus clientes que desde el mes de septiembre les bajarán hasta un 70% el límite de las compras en cuotas que pueden realizar con tarjeta de crédito. Según trascendió de fuentes de diversas entidades financieras privadas, el ajuste afectará a un segmento acotado de clientes con el objetivo de favorecer a los consumidores ?más rentables?. En tanto, se aclaró que se mantendrá el límite total para los consumos realizados en un solo pago. ?Desde septiembre tu límite de compras en cuotas será del 30% del total. Por ejemplo, si tu límite es de $ 10.000, el límite en cuotas será de $ 3000. Hasta la fecha estos importes eran iguales?, es uno de los mensajes que están recibiendo los clientes de dos importantes bancos privados. Se prevé que la restricción, que por el momento es solo una decisión comercial de algunas entidades y que no originó orden alguna del Banco Central, tendrá un efecto importante en las compras por el Ahora 12, programa que concentra dos de cada tres compras en cuotas. Una versión no confirmada da cuenta que algunas tarjetas no bancarias estarían por tomar decisiones similares, lo que podría tener un efecto directo sobre las plataformas de comercio electrónico que son canales de esas tarjetas. Una de las explicaciones al fuerte ajuste en el límite de compra en cuotas es que se viene registrando un fuerte aumento de los consumos en cuotas, alentado por las expectativas de alta inflación esperada. Y la otra es compensar la dificultad de acceso a dólares oficiales comprando productos que tienen un precio contenido, que ajustan por el oficial y que se venden en cuotas. La limitación dejará fuera de su alcance a los clientes más rentables de los bancos, aquellos que tienen paquetes de productos, plan sueldo, un historial de cumplimiento y un uso más intensivo del plástico. El argumento de las entidades bancarias es que al estar sometidas a limitaciones en las comisiones de cuenta, tasas, etc. con motivo de la pandemia, para compensar privilegiarán a sus clientes más sólidos en detrimento de aquellos de más bajo perfil. Uno de los esquemas que comenzarán a regir a partir de septiembre dispone que las reducciones arrancarán del 30%, el siguiente segmento serán del 50% y al que le sigue del 70% de su límite total de compras en cuotas (cuando hasta hoy es del 100%). Los bancos ven en el aumento de la morosidad un peligro inminente que buscan cortar de cuajo reduciendo los incentivos a la compra en cuotas como forma de mitigar el riesgo de impago, aglo que también tendrá efectos negativos en el consumo que desde el gobierno se pretende alentar. La decisión se conoció ahora porque, por normativa del Banco Central (BCRA), cuando hay un cambio de condiciones para el financiamiento, los bancos deben informar a sus clientes 60 días antes.