SIGUE LA LUCHA DE DESPEDIDOS DE CRESTA ROJA

Crónica – Nota – Economía – Pag. 5

El panorama para los despedidos de la empresa avícola Cresta Roja se presenta complicado. El proyecto de organizar la compañía bajo la forma de cooperativa depende de si prospera en la Justicia una impugnación al proceso de quiebra de 2015 que derivó en la compra por parte de la fi rma Proteinsa. En primera instancia, ese recurso no prosperó, por lo cual se apeló a Cámara, y por el momento se espera un dictamen de fi scalía para que luego se produzca un fallo.
Mientras tanto, el grupo Granja Tres Arroyos, que a través de su empresa Wade devino propietaria de Cresta Roja -luego de que Proteinsa también entrara en problemas económicos y debiera dejar la avícola-, ya dejó en claro ante diversos interlocutores que no está en su propósito a corto plazo, al menos, incorporar empleados. Actualmente, la compañía trabaja con 1.200 empleados, cuando en los años previos a la quiebra con sus dueños originales llegó a tener 3.300.
En este contexto, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, recibió esta semana a un grupo de trabajadores despedidos y nunca reincorporados. De ese encuentro surgió la posibilidad de generar otra reunión con el ministro de Desarrollo Productivo nacional, Matías Kulfas; el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico; el propio Gray, los trabajadores y quien sería el gerente administrador de la eventual cooperativa, Melenco Rasic, ex dueño de Cresta Roja. “La intención es buscarle una vuelta defi nitiva a esta situación por la que unas 2.000 familias venimos sobrellevando desde hace más de cuatro años y que se fue agravando en los últimos tiempos, porque con la pandemia, aparte del riesgo de contagio, muchos se quedaron sin siquiera poder hacer changas”, le comentó a “Crónica” Carlos Stasiuk, vocero de los despedidos.