Extienden el congelamiento de precios de productos esenciales al 31 de agosto

Clarín – Nota – Tema del Día – Pag. 10

Martín Bidegaray

Son más de 2.000 artículos que se venden en los supermercados. Deben mantener los valores del 6 de marzo.
mbidegaray@clarin.com

El Gobierno extenderá el congelamiento de precios de los productos esenciales, por dos meses más, hasta el 31 de agosto. Se trata de aquellos que se venden en supermercados, cuyos importes son los mismos que registraban el 6 de marzo. Entre los más de 2.000 artículos que las cadenas no pueden remarcar hay comestibles, bebidas, artículos de limpieza, tocador e higiene.
El Poder Ejecutivo publicará este miércoles la resolución. Se inscribe dentro de la emergencia por la pandemia.
Clarín adelantó que el Gobierno tomaría esta decisión.
Frente a los reclamos de las empresas por incrementos en los costos, que los llevarían a la necesidad de tener que subir los precios, fuentes oficiales indicaron que se analizará “caso por caso”.
A los pocos días de la cuarentena, el Gobierno decidió retrotraer los precios de 50 categorías, que contienen a más de 2.000 productos, a los valores que tenían al 6 de marzo. Eso implicó que casi todos los que se venden en esas superficies se encuentre a los valores de marzo.
Los productos que están en “Precios Cuidados” están con los mismos importes que tenían en enero. Las revisiones cuatrimestrales, previstas en el programa, no se aplicaron. La idea del Gobierno es que continúen con los precios que ya tienen.
Las empresas proveedoras de los supermercados vienen esgrimiendo que sufren mayores costos. Entre distintos factores, citan la depreciación del peso frente al dólar (de $ 64 en marzo a $ 74 ahora), incrementos en los traslados y las complicaciones logísticas de la cuarentena.
Los supermercados vienen cumpliendo con este congelamiento, según relevamientos oficiales. Aunque las cadenas recibieron listas con aumentos de sus proveedores, no los van a aplicar, según dijeron.
Los almacenes y autoservicios chinos tienen mayor libertad para fijar los precios. Los supermercados temen que sus proveedores le pongan mayor dedicación a esos canales, por ser más rentables.
El Gobierno entiende que, teniendo la opción de los supermercados con precios congelados, están ayudando a la mayoría de los consumidores. Entre un 30% y 40% de las ventas de los artículos de consumo masivo se despacha en las cadenas de supermercados, a través de sus distintos formatos.
La referencia que toma el Poder Ejecutivo para determinar los precios es la aplicación “Precios Claros”. Los valores que estaban allí en la primera semana de marzo son los que deben continuar hasta el 31 de agosto. El Poder Ejecutivo ya anunció que no habrá aumentos en las tarifas de servicios públicos (luz, agua y gas) hasta fin de año.
Las mayores empresas alimentarias vienen aplicando remarcaciones en almacenes y autoservicios chinos y otros con menos exposición.

EN NÚMEROS

13%

Es la depreciación del peso frente al dólar, uno de los argumentos de los fabricantes para pedir un ajuste en los valores.

2.300

Es la cantidad de productos que quedaron congelados hasta el 30 de junio. Es para lo que se vende en los super.

40%

De las ventas de productos de consumo masivo se realiza en los supermercados. En los autoservicios hubo aumentos.

Góndola. Los precios de los productos esenciales están fijos desde el 6 de marzo, aunque el Gobierno puede llegar a revisar algunos casos.