La oposición rechaza que la estatización de Vicentin se trate en una sesión remota

La Nación – Nota – Política – Pag. 4

Laura Serra

Advierte que, por la polémica que desata el proyecto, debería tratarse en una votación presencial de la Cámara de Diputados; Massa recibirá hoy a Negri para definir la próxima sesión

El principal bloque opositor de la Cámara de Diputados, Juntos por el Cambio, anticipó que se opondrá a que el proyecto que propicia la expropiación de la empresa Vicentin, que el Gobierno prevé enviar en los próximos días al Congreso, se discuta en una sesión remota.
La modalidad a distancia impera en el Parlamento desde que se inició la cuarentena.
“Las sesiones remotas son excepcionales y son para discutir temas en los que se está de acuerdo.
Con estos temas en los que el debate será profundo y de muchas horas, creo que no están dadas las condiciones para hacerlo por vía remota”, advirtió el jefe de diputados del interbloque de Juntos por el Cambio, el radical Mario Negri.
El legislador consideró que para abordar la estatización “habrá que buscar una manera de hacerlo presencial”.
La bancada de Juntos por el Cambio anticipó su rechazo al proyecto que propicia el kirchnerismo de expropiar la empresa Vicentin, al que calificó de “peligroso, ilegal e inconstitucional”.
Con 116 diputados propios, confía en sumar aliados de otros bloques opositores para dar la batalla en el recinto.
La Cámara de Diputados es el escenario más complejo para el oficialismo, ya que necesita indefectiblemente votos de otras bancadas para alcanzar la mayoría.
“Va a ser un debate parejo, de muchas horas, y seguramente con más de un dictamen. No se le puede retacear la palabra a ningún diputado, y este sistema (remoto) no asegura que se den esas condiciones”, sostuvo Negri.
Negri recordó también que ya está vencido el plazo de vigencia del protocolo acordado entre todas las bancadas de la Cámara baja, por el cual se estableció la modalidad del sistema remoto para los debates en el recinto y en las comisiones.
El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio se reunirá hoy con Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para definir una eventual prórroga de ese protocolo por otros 30 días.
“Si Juntos por el Cambio no quiere prorrogar la vigencia del protocolo de sesiones remotas por la cuestión de Vicentin, va a tener que hacerse cargo de que la Cámara de Diputados esté paralizada por más de un mes”, azuzan desde el oficialismo.

De todas maneras, en el entorno de Sergio Massa no descartan que la sesión en la que se discuta sobre el futuro de Vicentin se realice de manera presencial por las complejidades del debate.
“Hay dos alternativas: esperar a que pase el pico de la pandemia y realizar la sesión de manera presencial o convocar a una sesión remota que se prolongue, con cuartos intermedios, por dos o tres días”, arriesgan en el oficialismo.
En el Senado, la oposición también se resiste a avanzar con la discusión del proyecto de estatización (ver aparte). Pero, a diferencia de la Cámara de Diputados, el kirchnerismo cuenta en ese cuerpo con facilidad para alcanzar su mayoría e imponer sus iniciativas sin necesitar de apoyo opositor.

La polémica

Por de pronto, el presidente de la bancada de Juntos por el Cambio no desaprovechó la oportunidad de cargar contra el Gobierno en medio de la polémica por el futuro de Vicentin.
“Mientras el presidente Alberto Fernández está ocupado en la peste, la vicepresidenta Cristina Kirchner cabalga a rienda suelta llevando por delante poder, controlando la Justicia y pensando que la pandemia permite que se suelte a los que se robaron la Argentina”, asestó Negri, en declaraciones a Radio Mitre.
Para el radical, detrás de la propuesta de expropiación de la empresa Vicentin, “la idea es armar un relato, en nombre de la crisis que tiene la gente, e ir por el apoderamiento en forma ilegal e inconstitucional, y comprando un pleito para que lo paguen otras generaciones. Una Argentina en el canal Volver”.
En el contexto de la búsqueda de mayoría para aprobar el proyecto, el Gobierno anunció el giro de fondos a Córdoba y Santa Fe, donde la medida cosechó rechazos. Se trata de la implementación del fondo fiduciario de unos $120.0000 millones en concepto de Aportes del Tesoro Nacional, con el compromiso de devolución en 36 meses, a partir de enero de 2021.

LA LEGISLATURA DE SANTA FE INDAGA SOBRE LA EMPRESA

El presidente de la Comisión de Seguimiento de Vicentin creada por la Cámara de Diputados de Santa Fe, Luis Rubeo, aseguró que el objetivo del cuerpo es “saber dónde está la plata” de los créditos que la empresa recibió del Banco Nación.
El legislador también advirtió que en Paraguay existe una causa penal por lavado de dinero contra la filial de la firma en ese país por 200 millones de dólares.
“Cuando uno analiza históricamente el crecimiento de Vicentin, ve que en los últimos cuatro años creció del puesto 25 al séptimo, que los balances de las 20 empresas que componen el grupo son todos positivos y que en 2018 alcanzó una facturación de 118.000 millones de pesos”, dijo Rubeo en una entrevista con la agencia Télam.
De acuerdo con el expediente judicial abierto por presuntas irregularidades cometidas en la entrega de créditos del Banco de la Nación Argentina (BNA) a Vicentin, la deuda por “compra de granos” supera los 300 millones de dólares distribuida entre 1895 clientes –según el concurso preventivo en la ciudad de Reconquista–, pero la deuda verificada por el BNA llega a 18.182.297 millones de pesos.