Fernández renueva guiños hacia sector empresario

El Economista – Nota – Política – Pag. 8

Pablo Varela

A horas de ingresar en un nuevo endurecimiento de la cuarentena en el AMBA, el presidente Alberto Fernández aprovechará el parate para trazar puentes con el sector privado, mostrarse con empresarios y plantear un horizonte de salida. Si bien desde el Gobierno habían comenzado a dar las primeras señales para el día después de la pandemia, la escalada de contagios detuvo la iniciativa. La agenda federal del jefe de Estado debió quedar relegada, por recomendación médica. Hoy el Presidente tenía previsto viajar a Chaco, el principal foco de contagiosidad fuera del AMBA, pero decidió finalmente quedarse en Buenos Aires, y mantener de manera virtual el encuentro previsto con el gobernador Jorge Capitanich, con quien analizará el “plan de acción ejecutado y a ejecutar durante las próximas semanas”, según explican en la provincia norteña. Con el último tramo de la negociación por la reestructuración de la deuda como telón de fondo, Fernández buscará mantener diálogo con los principales actores de la economía sumando a dirigente de la Bolsa, los bancos, la construcción, el comercio y el campo. “Potencialmente todo el G-6”, explican en los pasillos de la Casa Rosada. La idea en el Gobierno es bajar la tensión generada luego del anuncio de expropiación de la empresa cerealera Vicentin, jugada que finalmente quedó a mitad de camino. En esa línea cabe destacar que son muchos los industriales del AMBA que exhiben sus molestias ante el endurecimiento del aislamiento, lo que demorará aún más la llegada de la nueva normalidad. Sin certezas de cómo evolucionará la pandemia y siempre con el objetivo de aplanar la curva de contagios, en el Gobierno evalúan reeditar las mesas sectoriales al tiempo que el ministro coordinador, Santiago Cafiero encabezará mañana una nueva reunión del Gabinete Económico. La idea en Jefatura de Gabinete es poder ampliar la mesa. Es por eso que además de los funcionarios habituales, como Matías Kulfas, Claudio Moroni y Mercedes Marcó Del Pont, buscarán sumar al diálogo a actores sindicales (CGT) y empresarios (UIA). Quien oficia muchas veces de interlocutor es el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, quien trabaja como puente entre el Presidente y los principales referentes del universo empresario. Son distintas iniciativas a través de las cuales el Gobierno intenta mostrar que está pensando en la pospandemia, que tiene ideas para el “día después” y enfrentar así las críticas que le hacen algunos sectores de la oposición. De todas maneras, más allá de los gestos que los empresarios valoran, se considera que hay poco margen para avanzar en proyectos concretos para el futuro porque en este momento predomina la necesidad de atender la emergencia.