Extienden el plazo para tomar créditos a tasa cero

La Nación – Nota – Tema del Día – Pag. 10

Se extendió el plazo para tramitar créditos a tasa cero de interés hasta el 31 de julio próximo. Así lo dispuso la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que además informó que más de 500.000 personas ya iniciaron el procedimiento en la página web del organismo para obtener el préstamo y que todavía quedan disponibles un millón de créditos.
Los monotributistas y los autónomos que cumplan con una serie de requisitos podrán acceder a esta herramienta, que es parte del Programa de Emergencia de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), dispuesto por el Gobierno para hacer frente a los efectos de la pandemia.
Para conseguir uno de estos créditos, los monotributistas y los autónomos no deberán prestar servicios al sector público nacional, provincial o municipal ni percibir ingresos de trabajos en relación de dependencia o provenientes de una jubilación.
Además, el monto de la facturación electrónica del período comprendido entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2020 no debe haber caído por debajo del promedio mensual del ingreso bruto mínimo de la categoría en la que se encuentre registrado. Los trabajadores autónomos tomarán el período comprendido entre el 20 de marzo y el 19 de abril de 2019, respecto del mismo período de 2020.
Tampoco deberán contar con situación crediticia 3, 4, 5 o 6 (alto riesgo de incobrabilidad). En caso de varias situaciones crediticias informadas, se considerará la correspondiente al monto de deuda más alto.
“La prolongación de los plazos busca facilitar la tramitación de aproximadamente un millón de créditos que todavía están disponibles para todos los contribuyentes que cumplen con los criterios de elegibilidad. El monto al que puede acceder cada persona depende de la categoría en la que está inscripta. El máximo previsto es de $150.000”, explicó el organismo recaudador.
Quienes accedan al crédito deberán usar el dinero de forma electrónica, es decir, no podrán retirarlo en efectivo ni tampoco comprar dólares o realizar operaciones en el mercado bursátil.
Una vez finalizado el procedimiento en el banco seleccionado, los fondos se acreditarán en la tarjeta de crédito indicada por los contribuyentes en tres desembolsos sucesivos e idénticos. Los créditos cuentan con un período de gracia de seis meses para empezar a pagarlos. La devolución se realiza en 12 cuotas fijas sin intereses.
Los créditos a tasa cero son compatibles con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), aclaró la AFIP. “Siempre que cumplan con los criterios de elegibilidad establecidos en la normativa, todos los monotributistas inscriptos en las categorías A y B que hubieran accedido al IFE podrán tramitarlo”, informó el organismo.