El Gobierno rechazó el planteo de Vicentin e insiste en la expropiación

La Nación – Nota – Política – Pag. 8

Mala Jastreblansky

Fracasaron las negociaciones para avanzar con otra alternativa y el oficialismo define cuándo envía el proyecto de ley al Congreso; “estamos rescatando una empresa importante, no se la estamos quitando a nadie”, dijo el Presidente
Las conversaciones entre el Gobierno y Vicentin continuaron ayer, pero la determinación de Alberto Fernández es seguir por el camino de la expropiación. Es más, los representantes de la Casa Rosada les manifestaron a los ejecutivos de la cerealera que, de aquí en adelante, el único interlocutor oficial será el interventor de la empresa que fue designado por el Presidente, el lunes pasado.
“Estamos rescatando una empresa importante, no se la estamos quitando a nadie”, reforzó el jefe del Estado la postura. Ayer, en el piso 32 del edificio de YPF en Puerto Madero, el gerente general de la cerealera, Sergio Nardelli, mantuvo una reunión con el titular de la petrolera, Guillermo Nielsen; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el interventor de la empresa que fue designado por Alberto Fernández, Gabriel Delgado.
Fuentes oficiales señalaron tras el encuentro que “se dejó la puerta abierta para seguir conversando”. Sin embargo, según pudo reconstruir la nación, los funcionarios le manifestaron al ejecutivo de Vicentin que no pretenden continuar con ese tipo de reuniones y que, a partir de ahora, el canal entre la empresa y el Gobierno será únicamente el interventor Delgado.
“Los exdirectivos de Vicentin hicieron un planteo muy preliminar que no llega a ser una propuesta”, alegaron fuentes del Gobierno. Los portavoces oficiales aseguraron que Nardelli presentó un plan similar al que le había planteado a Fernández anteanoche en Olivos. “El Presidente ya lo consideró inaceptable”, dijeron en la Casa Rosada.
Vicentin le propuso a Fernández un acuerdo sin expropiación por el cual la empresa realice un esquema de traspaso de activos a YPF y a la Asociación Cooperativas Argentinas (ACA), vinculada a Coninagro. El Gobierno desestima esa alternativa porque argumenta que la continuidad del proceso de quiebra en la Justicia Civil y Comercial, a cargo del juez Fabián Lorenzini, puede derivar en la adquisición de un consorcio extranjero que integra la lista de acreedores.
Así, aunque el Gobierno le imprimió una pátina de diálogo al asunto Vicentin, ya marcó la suerte de la negociación. El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Basterra, reforzó la postura oficial: “El Presidente fue muy claro: hoy no hay otra alternativa más que la expropiación. Si se encuentra otro instrumento, de mejor aplicación y a menor costo, bienvenido sea”.
El propio Alberto Fernández cerró el tema al decir que “no hay otra alternativa” que la expropiación y prácticamente clausuró otros caminos para el rescate de la empresa.
Fuentes al tanto del encuentro de ayer en YPF señalaron que se trató de una reunión “técnica” y de “cortesía”, donde la petrolera aportó ase- soramiento para evaluar el curso a seguir. El proyecto oficial prevé que YPF Agro, la división agrícola de la petrolera estatal, pueda absorber a Vicentin tras la expropiación.
En el Gobierno observan que puede existir una buena sinergia entre ambas compañías, ya que Vicentin podría aportarle a YPF Agro la capacidad para procesar los granos que la división agrícola de la petrolera estatal recibe como canje por gasoil y fertilizantes.
“Se dejó la puerta abierta para seguir conversando, pero mientras tanto la intervención ya comenzó a gestionar la empresa”, indicaron a fuentes oficiales.
Desde Vicentin, en tanto, dijeron ayer que aceptan la intervención para no tensar el conflicto, pero que ven al Gobierno en una posición dogmática, según fuentes de la compañía.
“La empresa no termina de dimensionar el volumen de deuda que adquirió y la situación en la que está”, comentó una persona al tanto de la reunión. En febrero pasado, la firma solicitó la apertura de su concurso de acreedores y presentó una nómina de más de 2600 acreedores por una suma denunciada total de $99.345.263.086.
Los interventores designados por el Presidente pudieron tomar posesión de Vicentin en Avellaneda (Santa Fe), luego de que la ciudad se levantara en protesta contra la intervención estatal. Delgado tiene previsto realizar un análisis contable y financiero de la empresa.
El Gobierno debe definir en qué momento avanza con el proyecto de ley de expropiación que fue impulsado por la senadora Anabel Fernández Sagasti, una legisladora de extrema confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner. La iniciativa todavía no ingresó a la Cámara alta.