Avanzan en un replanteo del ATP y evalúan el aguinaldo

La Nación – Nota – Política – Pag. 11
Maia Jastreblansky

El gabinete económico debatió el tema, a pesar de que el Presidente había dicho que no se contemplaría el plus salarial bianual
El equipo económico de Alberto Fernández se reunió ayer durante más de tres horas en la Casa Rosada para analizar un replanteo del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y la Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), los dos programas de auxilio estatal implementados durante la pandemia por el coronavirus.
Luego de implementar dos “vueltas” de la cobertura de la mitad los sueldos de trabajadores en relación de dependencia, el Gobierno evalúa hacer modificaciones en el formato de los programas. Considera que hubo un cambio en el escenario, con buena parte de las empresas retomando su actividad, aunque enfrentando serios problemas de liquidez.
Uno de los temas que fueron discutidos por los funcionarios es si una eventual tercera fase del ATP debería contemplar una cobertura del medio aguinaldo que corresponde pagar este mes. En principio, Fernández había desestimado esa posibilidad cuando, consultado por el sueldo anual complementario (SAC), respondió: “El ATP es para cubrir sueldos, no lo hemos pensado para otra cosa”.
Ayer, la cuestión del aguinaldo estuvo sobre la mesa de discusión del plantel económico, que se dio cita en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada. El tema no quedó clausurado. “Lo que se definió fue que cada organismo plantee alternativas al respecto, que se analizarán en una nueva reunión la semana próxima. Ahí se definirá”, dijo un portavoz de la Casa Rosada.
En el Gobierno, no obstante, comenzaron a advertir que el Estado arrastra serios problemas de caja. “Hay que tener en cuenta que el Estado también tiene restricciones presupuestarias”, subrayó un alto funcionario a la salida del encuentro del gabinete económico.
Muchas empresas vienen planteando serias dificultadas para pagar en tiempo y forma el aguinaldo. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, descartó ayer una medida para avalar una prórroga para los empleadores. “No estamos pensando nada que signifique diferir el pago del aguinaldo. Si hay acuerdos entre empresas y sindicatos se verá, pero no es un tema para plantear de carácter general”, dijo. Es decir, el Gobierno podría habilitar el pago del aguinaldo en cuotas en el sector privado siempre y cuando haya un acuerdo entre el empleador y el empleado.
En el encuentro de ayer estuvieron presentes, además de Moroni, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicejefa de Gabinete y coordinadora del ala económica, Cecilia Todesca; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que dedicó varios minutos a hacer una exposición con filminas. El ministro de Economía, Martín Guzmán, también participó del encuentro, pero se retiró antes. El Presidente dijo que ayer tenía previsto juntarse con el funcionario para avanzar en la contraoferta del Gobierno a los acreedores de la deuda.
Para definir cómo será la tercera etapa del ATP, los funcionarios de la cartera económica se llevaron para analizar distintas alternativas, que se terminarán de confirmar la semana que viene. La opción más firme, señalaron fuentes oficiales, es que se pase a una segmentación de la ayuda y a un esquema de créditos blandos para las empresas que volvieron a operar.
“Hay muchas empresas que volvieron a trabajar. Vemos que muchas tienen problemas de liquidez para poner en marcha nuevamente su actividad y que lo que necesitan, más que la cobertura de los sueldos, es un crédito blando para poder proyectar más a largo plazo”, dijo uno de los funcionarios que participaron de la reunión.*