Refuerzan los controles para circular en el área metropolitana

La Nación – Nota – Tema del Día – Pag. 6

Maia Jastreblansky

Habrá que renovar el permiso a partir de pasado mañana y solo podrán acceder a la ciudad las personas de actividades exceptuadas; se limitará el uso del transporte público y descartan nuevas reaperturas
La fase de la cuarentena que se inaugurará pasado mañana tendrá como característica principal un fortalecimiento de los controles en la vía pública. El Gobierno pedirá que todos los ciudadanos habilitados renueven su permisos para circular y reforzará las verificaciones en los accesos vehiculares a la ciudad de Buenos Aires y en el transporte público. El Presidente dará hoy detalles.
Cuando se avizora la etapa más dura de la pandemia, las medidas oficiales estarán orientadas a reducir al mínimo el flujo entre la Capital Federal y el conurbano bonaerense. Esto es porque ya no podrán ingresar a la ciudad los trabajadores que no sean esenciales. Fue la salida “salomónica” a la que arribaron Axel Kicillofy Horacio Rodríguez Larreta tras la fuerte tensión por la apertura de los comercios porteños. La Nación, la Provincia y la Ciudad resolvieron revalidar todos los permisos para circular que fueron otorgados hasta ahora. Será el primer gran filtro. Solo en el AMBA fueron otorgados más de cinco millones de permisos, señaló ayer el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.
A partir de la próxima semana solo funcionará un permiso nacional -hasta ahora cada jurisdicción tramitaba el suyo- que tendrá un mayor nivel de verificación de datos.
Todo sigue en estudio, pero se evalúa otorgar permisos por un mes al personal médico y esencial, mientras que por otras circunstancias se podrían renovar por semana.
En el Gobierno promoverán descargar la aplicación Cuidar, que posibilita el autoexamen de síntomas y un monitoreo por parte de las autoridades sanitarias. En esa misma app, las personas podrán tramitar su permiso para circular, que quedará integrado con un código QR Esa aplicación había generado resistencias luego de que Juntos por el Cambio alertara sobre el posible uso de datos personales. El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió la iniciativa al señalar que “los datos son anónimos” y que “únicamente los puede ver el sistema de salud”.
Para sortear la controversias, el Gobierno promoverá que las personas se descarguen esa aplicación y que, caso contrario, tramiten el permiso en una web oficial, lo descarguen y lo impriman para exhibir el QR en papel.
El acento en el AMBA estará puesto en los controles vehiculares. Un paisaje parecido a los primeros días de la cuarentena, cuando había una vigilancia estricta.
La clave estará en el flujo interjurisdiccional. Respecto de los controles vehiculares, una de las alternativas que se conversaron es promover que los municipios controlen a los conductores en las subidas de las topistas, de modo de descomprimir los accesos a la Capital Federal.
El subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply , dijo ayer en Radio La Red que “la idea es fortalecer controles en los accesos a la Capital Federal y en 37 puntos de la provincia donde la gente asciende al transporte público”.
En los accesos a la ciudad controlarán las autoridades porteñas y la Policía Federal. Habrá más verificaciones en los puntos de mayor afluencia, como las bajadas de la General Paz y los centros de trasbordo, para mirar los permisos con mayor detenimiento.
Respecto del transporte público, habrá controles a los colectivos en los accesos a la ciudad y también de forma interurbana.
Los trenes serán controlados por la Nación a través de la compra anticipada de boletos. Los pasajeros podrán comprar hasta cinco pasajes a través de una aplicación, en una web o en la misma estación. No se descarta hacer un cruce de datos con los permisos y la SUBE de los pasajeros para habilitar la compra de boletos de trenes y colectivos interurbanos. Se decidió, además, cerrar algunas estaciones de tren intermedias.
Los comercios de la ciudad que fueron habilitados hace dos semanas podrán seguir abriendo sus persianas. Rodríguez Larreta no dará marcha atrás, por ahora, con esos permisos para los comerciantes y tampoco con las salidas recreativas de una hora con niños los fines de semana.
Lo que evaluaban en la administración porteña es realizar un mayor control de las terminaciones del DNI, par o impar, que es lo que determina los días para comprar productos no esenciales y los paseos.
En la Provincia todavía evaluaban habilitar la apertura de nuevos comercios del conurbano, como habían pedido algunos interndentes.