La industria en marzo retrocedió a niveles de 2004

Ambito Financiero – Nota – Economía – Pag. 6
Carlos Lamiral

Fue apenas el inicio de la cuarentena en marzo, los últimos ocho días hábiles, los que provocaron la caída de la producción industrial más importante desde 1995, situación que además se agravó en abril porque el freno fue total durante todo el mes. Así lo indica el Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (CEU) en su último reporte correspondiente al tercer mes del año.

La producción fabril parecía que estaba dejando atrás más de 20 meses de caída, cuando llegó el coronavirus y Alberto Fernández tuvo que mandar a toda la gente a su casa para evitar que se disemine la enfermedad. Como consecuencia, la actividad se desplomó 13,9% respecto de marzo del 2019, mientras que en comparación con febrero, de manera desestacionalizada, cayó 16,8%. De acuerdo con los registros de la UIA, es la caída más pronunciada desde que la entidad fabril comenzó a llevar sus estadísticas hace 25 años. En términos de producción, retrocedió a los niveles que había en 2004

El desempeño de cuatro sectores es el que explica lo ocurrido. Afectado por la retracción de la obra pública y privada que venía de antes, minerales no metálicos registró una baja de 42,2% interanual, en gran medida por una merma del 46,5% de los despachos de cemento Portland. La industria automotriz presentó una caída del 34,4% y la metalmecánica, 22,5%, con descensos de más de 20% en todos los rubros a excepción de maquinaria agrícola (-9,8%) y carrocerías y remolques (-11,1%). La industria textil cayó 36,8%,principalmente por bajas en hilados de algodón (-38,5%) y tejidos y acabado de productos textiles (-36,8%).

Pablo Dragún, director del CEU, señaló a Ámbito Financiero que “hay alguno datos que muestran que abril fue peor” Por caso, el sector automotriz va a dar cero. Dragún también indicó que “la demanda de energía eléctrica mostraba caìdas por encima de 28% para los grandes consumidores pero en el caso de la industria fue de 43%”. El economista coincide con funcionarios del Ministerio de Desarrollo, que ven en el cuarto mes del año el piso de la crisis. Según el director del CEU, lo importante va será ver lo que ocurra en la Provincia de Buenos Aires, que es donde se encuentra radicado el grueso del entramado fabril nacional.

“Algunas empresas empezaron a funcionar en mayo, por eso abril puede haber sido el piso en materia de oferta”, advirtió. Una cosa es que una empresa esté abierta y produciendo, y otra es que pueda vender. Por eso de ahora en más habrá que tener en cuenta lo que ocurra con la demanda.

Al respecto, Ariel Schale, el secretario de Industria, afirmó que desde el gobierno “se está haciendo todo para que se sienta el despegue de la actividad industrial en mayo a través de actividades económicas”.