Los precios mayoristas cayeron en abril por primera vez en once años

Clarín – Nota – El País – Pag. 24

El Índice de Precios Mayoristas cerró abril con un retroceso del 1,3%, producto de una caída del 27,8% en el valor del Petróleo Crudo y del 3,2 % en sus refinados, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
El organismo reveló además que el Costo de la Construcción, actividad que estuvo paralizada por las medidas de aislamiento para combatir el Coronavirus, aumentó 0,8% durante abril.
Con esta baja, los precios mayoristas acumularon una suba de solo el 2,3% en el primer cuatrimestre y del 43,2% en los últimos doce meses, mientras que el Costo de la Construcción avanzó 11,4% y 48,4%, respectivamente.
De esta manera, el Indec completó la difusión de los registros vinculados a la variación de precios que comenzó la semana pasada con el anuncio del aumento del 1,5% en los minoristas, lo cual resultó el menor incremento desde noviembre del 2017.
Con esta suba, la inflación minorista acumuló un alza del 9,4% en el primer cuatrimestre del año y del 45,6% en los últimos 12 meses, completó el Indec..
Por cierto abril es el primer mes que sintió el impacto total de la cuarentena por el coronavirus. De allí que, los precios mayoristas (IPIM) disminuyeran 1,3% respecto a marzo.
La última vez que este indicador había mostrado un retroceso fue entre noviembre de 2008 y enero de 2009, cuando se registraron tres meses consecutivos de deflación.
Ese fenómeno de retroceso de precios, toda una rareza en la economía argentina, fue ocasionado en aquel momento por la crisis financiera internacional, la sequía que afectó al campo y provocó una fuerte caída en la actividad económica a lo que se sumó la pelea campo-gobierno durante el gobierno de Cristina Kirchner.
En cuanto a los precios mayoristas que anticipan el comportamiento de los precios minoristas del mes siguiente, hay que considerar que acumulan un alza de 2,3% en el primer cuatrimestre de 2019.
Y que la caída registrada en abril obedece centralmente al precio del petróleo, cuya cotización internacional que se derrumbó en plena crisis por el coronaviirus.
El petróleo WTI, que refleja los valores del mercado de EE.UU. , llegó a tener valores negativos. Luego se fue recuperando a los US$ 30 actuales por barril.
Según el informe oficial, la caída de abril “se explica como consecuencia de la disminución de 1,7% en los ‘Productos nacionales’, compensada parcialmente por la suba de 3,0% en los ‘Productos importados’”.
Los productos primarios presentaron un retroceso general de 9,5%, con un desplome de 27,8% en petróleo, crudo y gas, a lo que se suma el 3,2 % en sus refinados.
En cuanto a los productos manufacturados, Muebles y otros productos industriales presentaron el mayor incremento, con 4,9%.
Lo siguieron tabaco (4,4), productos metálicos básicos (3,8), cuero, artículos de marroquinería y calzado (3,8) y equipos para medicina e instrumentos de medición (2,3). En tanto, alimentos y bebidas se ubicó en 0,5%.
En ese mismo mes, la inflación minorista se ubicó en 1,5%, pero con un pico de 3,2% en Alimentos y bebidas.
Se trata del rubro que más subió en lo que va del año: 15,2%. Esto es crucial ya que el aumento de la canasta básica de alimentos implica que mayor población quedará por debajo de la línea de pobreza.
Por su parte, el nivel general del índice del costo de la construcción (ICC) -que se mide en el Gran Buenos Aires- tuvo un abril una suba de 0,8% interanual. Este resultado surge como consecuencia de las alzas de 2,2% en el capítulo “Materiales” y de 0,5% en el capítulo “Gastos generales”; y de la baja de 0,1% en el capítulo “Mano de obra”.