Coronavirus en la Argentina: en abril, la demanda eléctrica en las industrias fue la más baja de los últimos 20 años

 Infobae.com – Home
Link
La demanda de energía eléctrica durante abril presentó un descenso de 11,5%, en comparación con el mismo período del año anterior, lo que reflejó la menor actividad de los usuarios industriales y comerciales de los últimos 20 años para este período a causa de las medidas de aislamiento preventivo por el coronavirus.
El número se desprende del último informe realizado por Fundelec, la Fundación para el Desarrollo Eléctrico, que analizó los datos provisorios de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), y en él se observa el impacto que significó en la producción el freno total que impuso el aislamiento social obligatorio.
Un trabajo del economista Luis Secco de la consultora Perspectivas señala que, aunque aún no hay datos respecto de la caída de la industria durante mayo, el dato de marzo que mostró una caída de 11,5% en el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) comienza a generar algunas pistas respecto de abril y mayo, cuando la cuarentena fue total.
Una forma de medir cómo seguirá esta caída que tomó Secco es analizar los números del mercado eléctrico, donde la demanda industrial representa casi el 60% del total y, en ese segmento, tomar la demanda de los grandes usuarios del sector.
Según explica el trabajo, el sector eléctrico “registra un retroceso de la demanda de las distribuidoras y de los grandes usuarios que supera el 25%, cuando se compara el período de cuarentena (desde el 20/03 hasta el 14/05) con los días anteriores (del 01/03 al 19/03)”.
A la hora de llevar adelante un desagregado, la caída media en la demanda de los grandes usuarios –sin considerar Aluar– llega a -33%, con epicentro en la menor demanda industrial (-43.7%), mientras que las empresas distribuidoras disminuyeron sus requerimientos en 24.9%.
“En el período bajo análisis, las mayores caídas se observaron en los rubros Textil (-74.9%), Automotriz (-73.9%), Construcción (-93.7%) y Productos metálicos (-66.8%), con retrocesos que superaron a la media industrial. Otras ramas registraron bajas menores, pero todavía significativas, del orden del 20% al 25%”, explica el trabajo.
Recuperación
Pero parece que hay una luz al final del túnel. “Si se compara la demanda de la segunda semana de mayo (últimos datos disponibles) con aquella previa a la cuarentena, se advierte cierta recuperación de la mano de la flexibilización que le fue otorgada a algunos sectores industriales”, explica Secco. “Desde los últimos días de abril y lo que va de mayo se observa un aumento de la demanda energética. En la semana hábil al 13/05, la demanda de los grandes usuarios –sin Aluar– alcanzó a 71.9% de los niveles previos a la cuarentena. En particular, la industria aumentó más de 20 puntos porcentuales sus solicitudes energéticas”.
En el ministerio de Desarrollo Productivo también están siguiendo de cerca este número. Y lo cruzan con las autorizaciones para la vuelta al trabajo. Según el informe de Panorama Productivo que se reeditó esta semana, al pasado 12 de mayo el 66,4% del total de los empleados registrados del sector privado del país ya eran “empleo exceptuado”.
El trabajo del ministerio que comanda Kulfas también utiliza el indicador que tomó Secco para marcar “el camino hacia la normalización económica”, señalando que la demanda de energía eléctrica en la industria “también está mostrando una creciente reactivación”.
De acuerdo a CAMMESA, la demanda energética de las grandes firmas productoras de materiales para la construcción cayó 93,7% en la semana posterior al 20 de marzo. Hoy esa caída, comparada contra la semana previa a la cuarentena, es del -34,9%.
En las grandes empresas productoras de papel y madera, la demanda energética -tras caer 37,2% en los primeros días de la cuarentena- está hoy en niveles similares a los de mediados de marzo. Las industrias metálicas también están teniendo mayor actividad respecto a la de fines de marzo: hoy demandan 46,1% menos que en la pre-cuarentena (cuando esa cifra era -80,9% en los días posteriores al 20 de marzo). Cifras similares se observan en las grandes firmas textiles (hoy -49,9% respecto a la precuarentena, cuando tras el 20 de marzo esa cifra era de -84%), señala el trabajo oficial.
“La recuperación se explica específicamente por el aumento en aquellas actividades relacionadas a productos metálicos, que alcanzaron en conjunto 54% de su demanda precuarentena. También se destaca la mayor participación de la construcción, con una demanda del 65% de los niveles previos al 20/03, lo mismo que para los textiles que recuperaron demanda”, explica Secco. “La realidad todavía no parece haberse modificado demasiado para las automotrices, que tras declarar una producción nula en abril, se encaminan a cerrar mayo con muy pocas unidades producidas (en el día de ayer Volkswagen reabrió su planta industrial)”, finalizó el economista.
La demanda de electricidad mayorista, en caída libre (Marcos Brindicci/)
El consumo de las grandes industria representa el 60% del total del consumo de la energía eléctrica
El ministerio que conduce Matías Kulfas observa cierta recuperación de algunas variables desde que se flexibilizó la cuarentena
Para el economista Luis Secco, algunos datos de la demanda de energía podría mostrar una reactivación respecto de la cuarentena