Temor por cheques rechazados

Página 12 – Nota – Economía – Pag. 6

Cristian Carrillo

Empresarios reclaman más apoyo financiero para sostener el giro comercial y el pago de sueldos. Apuntan hacia la banca.
El clearing bancario para compensación de cheques volverá a estar activo a partir de este jueves, con el objetivo de evitar que colapse la cadena de pagos. En el sector empresario alertan sobre la avalancha de documentos impagos que sobrevendrá cuando se intenten cobrar pagos diferidos de proveedores que no tienen fondos en sus cuentas bancarias a causa de la parálisis que genera la cuarentena.
Del universo pyme, apenas 7 por ciento está operando normalmente, 34 por ciento lo hace parcialemente y el 59 por ciento restante está paralizado, según cifras de la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC).
“Se está trabajando en medidas para garantizar el pago de salarios y aliviar la situación de las pymes”, aseguraron a Página|12 desde el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas. En el marco de la Emergencia Sanitaria el Banco Central había dispuesto cerrar las sucursales bancarias, mantener la banca electrónica, ya que funcionarán las cámaras compensadoras, pero suspender el clearing de cheques, hasta el 31 de marzo, fecha de fin de la primera etapa de la cuarentena. Sin embargo, comenzaron a alertarse por problemas en la cadena con los proveedores y la cercanía de la fecha para afrontar el pago de los salarios.
El martes a última hora el organismo que conduce Miguel Pesce comunicó que la suspensión del clearing para cheques se levanta este jueves y dispuso de una serie de medidas complementarias para adelantarse al aluvión de cheques rechazados.
“Las sesiones de compensación se reanudarán el 26 de marzo. Este lapso de días no computará para el vencimiento del plazo de 30 días para la presentación de los cheques”, comunicó el Central.
Con el inicio del clearing, el Central ordenó suspender las penalidades por el descubierto de cheques por 30 días. Esto último significa que los bancos no impondrán multas ni inhibirán las cuentas de las empresas o particulares que hayan entregado cheques y ahora no tengan fondos.
En ese sentido, ayer se publicó en el Boletín Oficial la suspensión hasta el 30 de abril inclusive la posibilidad de cerrar cuentas bancarias y de disponer la inhabilitación y multas que establece la ley.
Pese a la suspensión de moratorias, las pymes alertan por el efecto de la apertura del clearing para quienes no puedan cubrir las obligaciones contraídas. Para estos, desde el Central apuntan a la prórroga hasta mayo para evitar ser calificado como moroso, pero para empresarios consulta dos no es una solución definitiva.
“Entendemos el complejo problema que está viviendo el país y que la Salud deber ser la prioridad.
Pero en simultáneo hay que ver cómo morigerar el impacto en el entramado productivo”, dijo a este diario Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio.
“La moratoria sobre penalizaciones por el rechazo de cheques es un alivio, pero hay que pensar que hay pymes que van a estar cerradas entre 30 y 45 días”, agregó Entendemos el esfuerzo de no penalizar a las pymes, pero en este contexto todos los cheques pierden valor, porque nadie sabe si lo va a poder cobrar o aplicarlos hasta mayo”, dijo a Página| 12 Leo Bilanski, presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC).
Desde la Cámara de Comercio, Grinman afirmó que la entidad acercó como propuesta al Gobierno que se lance una línea a tasa 0 (cero) para el pago de salarios, capital de trabajo y giro comercial.
“Es dinero que, al devolverlo las pymes, el Central lo puede esterilizar. No es momento de pensar en el impacto en la inflación.
Hoy no es preocupante trabajar con inflación”, aseguró Grinman.
Bilanski informó que también trabajan en una propuesta. “En un memo interno que enviamos al Gobierno le planteamos que esto no alcanza. Estuvimos trabajando toda la noche después del anuncio del Central. Lo que pedimos es que se amplié el descubierto hasta un monto equivalente a la nómina salarial para micro y pymes, tanto para empleadores empleadores monotributistas como autónomos”, explicó el directivo pyme. Ese monto, proponen, debería ingresar en la línea de crédito del 24 por ciento anual anunciada.
La pregunta que se hacen desde el mundo productivo es cuál será el aporte que hará el sistema financiero. Hasta el momento, la línea de crédito a tasa de 24 por ciento se hizo mediante la liberalización de encajes que rendían 0. “Las deudas pymes van a quedar documentadas, tal vez sea momento de que la banca haga su aporte en esta crisis y absorba parte de la pérdida que genere esta situación”, comentó Grinma