Pedido del sector minero de Salta al Gobierno

El Economista – Nota – Negocios – Pag. 11

El presidente de la Cámara de Minería de Salta, Iván Gómez, señaló ayer que “desde el sector estamos pidiendo, ahora que hemos demostrado que nuestro protocolo anticipado por el coronavirus funcionó y que sabemos cómo trabajar y mover a la gente con el mínimo riesgo posible, que nos permitan continuar la actividad dentro de la regulación que marquen los gobiernos, tanto nacional como provincial, siguiendo protocolos y manteniendo la actividad al menos en mínimo sin entrar en riesgo”.
“No pedimos aventuras, ni que nos permitan trabajar como antes del decreto de aislamiento, pero sí que nos permitan mantener la actividad de una manera que sepamos que en los próximos meses no vamos a tener un impacto mayor en la actividad”, señaló el dirigente empresario en declaraciones al diario “El Tribuno”.
Gómez explicó que la paralización de la actividad minera “va a tener repercusión dentro de unos meses, cuando la cadena de suministro dentro de Argentina o fuera del país se vea interrumpida”.
Al respecto advirtió que “la minería al igual que la pesca, la agricultura y la generación energética, forma parte del sector primario, que abastece a otros sectores para que funcionen” y por eso “necesitamos suministrar de materia prima para que en unos meses no haya una oleada de paradas en la cadena productiva”.
Y explicó que “luego de un complejo proceso de evacuación que se inició el viernes pasado, durante el fin de semana desalojaron a cerca de 1.900 personas que trabajan en las distintas empresas mineras esparcidas en la puna salteña”.
Guardias mínimas En tanto, “en los yacimientos y centros de procesamientos quedaron sólo guardias mínimas en acuerdo con la orden de aislamiento para la población que se dispuso desde el Gobierno para intentar frenar el avance de la pandemia por el Covid-19”, recordó.
También precisó que “además de la producción de boratos y productos como perlita, sulfato de sodio y más recientemente carbonato de litio, cloruro de potasio y sodio, más de 2 millones de hectáreas de la provincia se encuentran concesionadas para la exploración minera en proyectos de oro, plata, cobre, plomo, zinc, litio, potasio, tierras raras y uranio, varios de ellos ya en explotación”.
Por su parte, el ministro de Minería de San Juan, Carlos Astudillo, afirmó que las caleras provinciales “están trabajando en su mínima expresión” aunque “siguen adelante porque las cales de San Juan sirven para la potabilización del agua de Buenos Aires, Santa Fe Córdoba y otras provincias del norte”. A pedido de los ministros de Gobierno tuvimos que hacer que un operativo conjunto la Secretaría de Seguridad, el Ministerio de Salud y la policía provincial, para que pudieran salir y entrar los camiones que mandan desde las plantas potabilizadoras de las provincias”, informó Astudillo en declaraciones al diario “El Zonda”.
En este marco, detalló que “los camiones llegan a la provincia, pero ingresan a modo de tránsito, cargan la cal y luego se van de San Juan”, con lo cual “no están muchas horas y es todo un despliegue que la provincia realiza para evitar un problema mucho mayor en el resto de las provincias”.