Frutas y hortalizas se dispararon

Página 12 – Nota – Economía – Pag. 14

Florencia Barragan

Señalan que se elevó el costo de los fletes por problemas de logística, pero reconocen abusos ante la suba de la demanda
Las frutas y verduras registraron aumentos que, en general, se ubican entre el 30 y 40 por ciento en la Ciudad de Buenos Aires en los últimos 15 días.
El relevamiento que realiza la asociación Consumidores Libres verificó subas del 15 al 30 por ciento tan solo en la última semana. Los productos que más subieron de precio fueron banana, cítricos, tomate, papa, cebolla y zanahoria.
En algunos rubros en particular, los precios que se exhiben hoy al público duplican o triplican los que estaban vigentes pocas semanas atrás. Distintas fuentes de la cadena de producción argumentan que hubo subas de los costos logísticos de traslado de la mercadería, mientras que otros señalan abusos frente a una alza inusual de la demanda, ya que los incrementos no siempre están justificados.
“Tuvimos denuncias de los consumidores por aumentos en verdulerías y supermercados”, indicó a PáginaI12 Héctor Polino, titular de Consumidores Libres. Según el relevamiento que realiza la asociación en forma quincenal, entre los precios registrados en el relevamiento al 15 de marzo sobre productos como cebolla, papa y tomate y los que se registraban una semana después, se verificó que se había registrado aumentos del 15 al 30 por ciento.
La Secretaría de Comercio Interior de la Nación estableció un listado de precios máximos para más de 2000 productos. Estas medidas no suelen incluir frutas y verduras dado que pueden tener variaciones por cuestiones estacionales.
Sin embargo, en el Gobierno señalaron que están monitoreando el tema y que la suba en el Mercado Central no ameritaría el incremento que se dio en los comercios. Pablo Vernengo, director de economías regionales de CAME, aseguró a este diario que los mayores aumentos se dieron en la cebolla, donde se duplicaron o triplicaron los precios. Además, en la papa y la zanahoria, donde se registraron subas de hasta el 40 por ciento. “En la cebolla, las subas se deben al alza en los costos de los fletes, que llevan mercadería de un punto a otro y vuelven vacíos. En papa y zanahoria la causa es por el aumento de la demanda, lo que llevó a que haya especulación en los distintos eslabones de la producción, ya sean los productores o los comerciantes”, explicó Vernengo.
“Por licencias, hay menor cantidad de camioneros. Pero el mayor problema es que cada provincia quiere sacar un permiso específico de circulación, lo que hace que los traslados sean más burocráticos y complejos”, agregó Vernengo.
Desde CAME solicitarán al Ministerio de Agricultura de la Nación que emitan un documento único para todas las provincias.
En la misma línea opinó Mariano Winograd, consultor frutihortícola: “Hay provincias donde los intendentes ponen hasta montañas de tierra para dificultar la circulación. El aumento de la demanda de productos para acopio, como puede ser la papa, combinado con las dificultades en logística, incrementa los precios”.
Ante la consulta de qué eslabón sube más los precios, agregó: “No hay alguien que decida el valor. Si el mercado mayorista sube, el productor se entera y lo aumenta al otro día”.
Los comerciantes, a su vez, aseguran que están recibiendo los productos con aumentos de hasta el 50 por ciento con respecto a la compra anterior. Un bolsón de papa, que en el conurbano compraban a 300 pesos la semana pasada, ésta lo tuvieron que pagar a 450.
Un bolsón rinde a la venta, seleccionada la papa, unos 18 kilos. La banana también subió de una semana a otra: un bolsón de 20 kilos que se pagaba a mil pesos, esta semana había que pagarlo a 1200.
La Federación de Operadores de Mercados Frutihortícolas (Fenaomfra) le envió una carta a la Secretaría de Comercio Interior.
Asegura que no puede retrotraer los precios al 6 de marzo por “una serie de acontecimientos complejos para el normal funcionamiento de los mercados mayoristas”. .
Además la cuarentena obligatoria, con la que coinciden, complica la “normal resolución de las tareas de cosecha, empaque y transporte por la reorganización de los trabajadores” en el caso de la papa, cebolla, zanahoria y uva. “Estos problemas no justifican algunos de los aumentos que se vieron en centrales mayoristas”, aclaran, sin embargo.
Por ese motivo, pide que el Gobierno no cierre mercados para no perjudicar el abastecimiento de la población. Y solicita que los controles y sanciones sean por empresa, puestero o productor, y no de manera grupal por mercado.

La bolsa de papas (18 kg) llega a las verdulerías 50 por ciento más cara que la semana pasada.