El cierre ilegal de accesos en varios municipios amenaza la distribución de alimentos

Clarín – Nota – Tema del Día – Pag. 3
Mauricio Bártoli

Cámaras que manejan la distribución y exportación de cereales denunciaron las conductas restrictivas que imponen 70 comunas por el temor al coronavirus.
Así como se espera la peor cara del coronavirus en la Argentina para las próximas semanas, en la cadena agroindustrial ven un horizonte también sombrío para el abastecimiento de alimentos si continúan las restricciones sobre circulación de camiones que se establecieron en varios municipios.
Según una denuncia que presentó ante el ministerio de Transporte la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA), el Centro de Exportadores de Cereales y la Cámara de Puertos Privados Comerciales, se calcula que al menos 70 comunas de distintas provincias están actuando ilegalmente, sin respetar la normativa nacional que conside a la distribución de alimentos como una actividad esencial exceptuada del aislamiento obligatorio.
La situación involucra a “camiones de carga de granos que ingresan a los acopios” de las distintas localidades “para llevar esa mercadería a puertos, plantas avícolas, tambos, feedlots, cerdos e industria alimenticia en general”, según detalla la nota enviada al ministro Mario Meoni. Los empresarios reclaman al ministro que arbitre “los medios necesarios, junto con los gobernadores, para desalentar estas medidas municipales y ordenar el flujo de alimentos imprescindibles”.
Tanto Meoni como funcionarios de la Casa Rosada aseguraron a Clarín que “no hay ninguna restricción de circulación para el transporte de alimentos” y confirmaron que trabajan en un permiso único que se bajará por internet, para que los camiones puedan presentarlo en los controles de las distintas provincias y circular libremente”. Habrá que ver cómo funcionan frente a controles locales que se arrogan el derecho de interpretar, y contradecir, la ley nacional de diversas maneras. En algunos casos impiden detenerse en sus rutas y calles, en otros directamente prohíben el paso.
Voceros de Transporte dejaron en claro que las restricciones de los municipios son ilegales, las llevan individualmente adelante las comunas de cada lugar. “Es imprescindible mantener el flujo de camiones que estableció el DNU para mantener con alimentos y provisiones esenciales a todas las poblaciones”, señalaron desde esa cartera. Consideran que con ese tipo de medidas se autoaislan con riesgo de que sus vecinos no puedan ser atendidos sanitariamente y alimentariamente como corresponde.
La preocupación es grande entre los directivos nacionales. Hoy Meoni va a mantener encuentros con su equipo junto a funcionarios de Interior, Seguridad y Salud, además de Hugo Moyano por camioneros, las cámaras empresarias e YPF.
Y también hay reuniones a nivel continental para destrabar la situación.
El lunes, los ministros de Agricultura de Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile, Bolivia y Perú mantuvieron una videoconferencia para debatir la armonización de normas y garantizar la fluidez del tránsito de mercaderías y el abastecimiento de alimentos en la región durante la pandemia La reunión fue realizada por iniciativa de la ministra de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Tereza Cristina, y organizada en el ámbito del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), cuya secretaría técnica está a cargo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).
Si bien desde distintas empresas proveedoras de consumo masivo aún no perciben mayores problemas y no se registran faltantes graves en supermercados o en el Mercado Central, quienes están en contacto con los camioneros reflejan que la situación se está complicando. “Se están generando faltantes en todos los lugares de recepción de maíz, trigo, soja, cebada, sorgo, girasol, entre otros granos” debido a que “se incrementa la cantidad de municipios en estado de rebeldía”, dijeron desde la Cámara Argentina de la industria Aceitera (CIARA).
La problemática también la sufren los camioneros. El sindicalista Pablo Moyano dijo que “se deja a los trabajadores en total estado de abandono” y aseguró que “en todo el país les cierran los baños de las estaciones de servicio, le niegan agua, alimentos y muchas veces no los dejan parar para dormir y seguir camino”. Muchos camioneros se quejan por sentirse “muy mal tratados en las rutas argentinas.
Los controles que se realizan en los cambios de jurisdicción son interminables, haciendo perder mucho tiempo”, dijo Diego Colonna, transportista en el noroeste argentino.
“Los camioneros la estamos pasando mal. Lejos de la familia, de nuestras casas, y nos complican la vida”, dijo un camionero que tardó mucho tiempo de lo habitual para llevar arroz desde el Litoral hasta Uspallata, Mendoza.

Problemas. Intendentes se apartan de la normativa nacional y buscan imponer restricciones a la circulación que pueden complicar el abastecimiento de alimentos.