Coronavirus en Argentina: El Gobierno define una reducción temporal de los aportes patronales para Pymes

Clarin.com – Nota
Link
El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero junto la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca al ministro de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, durante la reunion previa al anunció que realizo hoy el gobierno de una serie de medidas, tendientes a mantener la actividad económica, afectada por las restricciones sociales adoptadas ante la pandemia por el Coronavirus.
El Gobierno estudia reducir, de manera temporal, o dictar una prórroga, del pago de aportes patronales para las pequeñas y medianas empresa (PyMEs), según supo Clarín.
El tema fue analizado este miércoles al mediodía en Casa Rosada durante un encuentro entre el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, junto a los ministros Claudio Moroni (Trabajo), Matías Kulfas (Producción), la titular de la AFIP Mercedes Marcó del Pont y el presidente del Central, Miguel Pesce. Sería una de las nuevas medidas económicas en medio del coronavirus y la cuarentena total.
Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete y una de las referencias permanente en la mesa chica de Alberto Fernández, participó de la cumbre del llamado gabinete Económico.
Recibir newsletter
Ese staff   hace un monitoreo diario de precios e indicadores económicos y laborales. El gobierno se mueve con una pauta como regla general: disponer medidas para que se resienta lo menos posible el empleo privado.
“El objetivo principal es que no se pierdan puestos de trabajo”, dicen en Gobierno y mencionan que con ese objetivo esta semana, Moroni y Guzmán anunciarán el paquete de medidas para PyMEs referida a aportes patronales.
El detalle se define en estas horas: será una suspensión, o reducción, transitoria del pago de aportes en empresas de los sectores más frágiles de la economía.
En paralelo, vía Trabajo, se acelera el mecanismo para que empresas con menos de 25 empleados puedan agilizar el acceso a REPRO para el pago de salarios.
La intención, dicen en Casa Rosada, es que haya “una ventanilla rápida” para que puedan gestionar el pago parcial de los sueldos de su personal.