Controles de precios para evitar abusos

Página 12 – Nota – Economía – Pag. 3

El Gobierno está apretando el control sobre los comercios para que respeten la lista de precios máximos que corresponden a los valores del 6 de marzo. En los últimos diez días se realizaron más de 1300 inspecciones conjuntas entre la Secretaría de Comercio y la AFIP en cadenas de supermercados, comercios medianos y chicos, farmacias y sus principales proveedores. Se retrotrajeron precios, labraron actas e incluso se realizaron clausuras temporarias ante incumplimientos. En las últimas horas se produjo un cierre temporal de una sucursal del mayorista Yaguar porque no había aceptado bajar precios. La evaluación oficial del grado de cumplimiento es relativamente buena, aunque el control baja en efectividad en verdulerías y carnicerías, que es donde se está registrando mayor movimiento de precios. En términos de abastecimiento, hay normalidad por fuera de los casos del alcohol en gel, barbijos y otros productos cuya demanda picó en punta y en donde las empresas de la cadena de producción no dan abasto.
Mediante la resolución 100 de la Secretaría de Comercio, el gobierno dispuso el congelamiento de los precios a los valores del 6 de marzo. Para los grandes supermercados, que informan precios normalmente al portal Precios Claros, esa obligación rige para todo el abanico de productos que se ofrecen.
También opera para el resto de la cadena de distribución y producción.
Para el resto de los comercios, hay una lista de unos 2200 precios máximos.
“Más de 1500 trabajadoras y trabajadores del organismo fiscalizaron cerca de 1300 supermercados, farmacias y comercios en todo el país para evitar abusos de precios y faltantes de productos”, explican en AFIP. Detallan que en el mismo momento del operativo se pudo bajar precios en supermercados y mayoristas, más allá del labrado de actas. Es que el gobierno considera que en este momento lo más importante es que efectivamente se cumplan las normas de congelamiento de precios y suficiente abastecimiento, más allá del recorrido administrativo que luego tenga la multa.
Un caso ilustrativo es el del autoservicio mayorista Yaguar, en cuya sucursal de Parque Avellaneda los inspectores de AFIP realizaron un operativo y detectaron una serie de precios que estaban por encima de los topes definidos por Comercio. Ante la negativa de la empresa de bajar los precios, se clausuró por unas horas el establecimiento.
Luego los valores se acomodaron al listado oficial.
Un segmento que viene presentando dificultades por encima de la media es verdura, frutas y carnes. “Son mercados mucho más atomizados y con alto grado de informalidad. Encima juega un factor estacional”, analizan en el Gobierno.