Automotrices estudian fabricar respiradores para coronavirus

Clarín – Nota – Tema del Día – Pag. 17

El Ministerio de Producción está conversando con la automotriz Toyota y la autopartista Mirgor, entre otras empresas, la posibilidad de producir en el país respiradores para asistir a pacientes enfermos de coronavirus, aseguraron fuentes al tanto de las tratativas.
Se trata de una iniciativa que está en una etapa muy preliminar, pero que apunta a que en “el tiempo más breve posible” se pueda coordinar la producción de algunas partes y el ensamblado de las mismas para no tener que depender, al menos en parte, de la importación de estos equipos médicos.
En concreto, se están explorando dos líneas de producción: una sería un soporte respiratorio metálico, cuya utilización médica no es para el tratamiento de los enfermos sino para la detección del coronavirus.
El otro producto sí sería un respirador mecánico para personas que contrajeron la enfermedad, pero en este caso lo que se busca es una tarea colaborativa entre empresas.
Toyota sería la encargada de montar una línea de ensamblaje, con partes abastecidas desde otras empresas, entre las cuales está una de sus proveedoras habituales, la autopartista Mirgor, que en su división automotriz ensambla computadoras de a bordo y fabrica sistemas de aire acondicionado y es propiedad de Nicolás Caputo, amigo íntimo del expresidente Mauricio Macri.
Se está intentando viabilizar en el menor tiempo posible, dijeron las fuentes, quienes admitieron que se trata de conversaciones preliminares.
“No tenemos un cronograma de trabajo, porque falta definir qué línea de producción se hará.
Toyota puso a disposición del Gobierno tanto la posibilidad de armar una línea de producción independiente dentro del predio de Zárate como la asistencia de sus ingenieros para aplicar un sistema de producción similar al que se aplica para el ensamblado de sus camionetas Hilux, el sistema conocido como “Toyota Producción System”, basado a su vez en el abastecimiento de piezas al día, sin acumulación de inventarios (“just in time”).
Según último dato del Indec, la industria utiliza el 55% de la capacidad instalada, con lo cual, hay margen de maniobra para aumenta la producción.
En sectores como el automotriz incluso llega a casi el 70%. Adimra junto a su asociado Adox desarrollaron un sistema que permite adaptar rápidamente respiradores de otros usos médicos para pacientes con coronavirus.
“Se trata de una solución adaptable y a un costo que no supera los $ 10.000”, explicó Javier Viqueira, presidente de Responsabilidad Empresaria de Adimra y Adox. Podrían dar 100 kits en una semana.