Ante el desplome del consumo y la industria, la economía cayó 2,2% en 2019

Clarín – Nota – El País – Pag. 27

Lo informó ayer el INDEC. La merma no fue mayor gracias a que crecieron la ganadería y la agricultura.
La economía argentina cumplió -oficialmente- dos años de contracción.
Durante 2019, último año de la administración Macri, el PBI local disminuyó un 2,2%, continuando con la racha negativa que ya experimentó en 2018, cuando había caído un 2,5%.
Los datos del INDEC muestran que el PBI local bajó un 1% en el cuarto trimestre de 2019 en relación al período anterior (tercer trimestre de 2019), mientras que la variación interanual es negativa en un 1,1%.
La economía local ronda los $ 692.030 millones a precios de 2004.
En 2018, ese monto era de $ 707.330 millones. La caída podría haber sido mayor, de no ser por la participación de agricultura y ganadería. El “campo” registró una mejora del 21,5%, una perfomance que no tuvo ninguna otra actividad. La administración de Alberto Fernández decidió aumentar las alícuotas de retenciones para las exportaciones de ese sector.
“Dividiendo el producto total por la cantidad de argentinos, se observa que el PIB per cápita cayó por debajo del nivel de 2010, es decir, luego de 10 años, a cada uno de los argentinos le corresponde una menor cantidad de producto. Mientras los demás países crecen de forma sostenida, Argentina es cada vez más pobre en términos relativos y representa un porcentaje menor del producto mundial”, explicaron Nadin Argañaraz, Bruno Panighel y Julián Illa, economistas del IARAF, en un informe.
Aunque nadie lo pone en estos términos, en cuestiones económicas, se puede hablar de una década pérdida, ya que el país produce menos bienes y servicios que antes.
“El arrastre estadístico para el año 2020 es de -0,7%, esto quiere decir que, si la actividad económica se mantiene constante en el nivel de diciembre a lo largo de todo el año, el 2020 sería el tercer año de contracción consecutiva.
Esto sin tener en cuenta los impactos de la pandemia del coronavirus”, agregó IARAF.El INDEC registró que, en 2019, hubo un descenso del 6,3% en la producción industrial, del 2,8% en la distribución de agua, electricidad y gas, del 5,5% en la construcción, del 7,8% en el comercio.
A esto se le agregaron mermas del 0,7% en transporte, del 11,5% en Intermediación Financiera, del 0,6% en actividades Inmobiliarias, y del 4,2% en la percepción de Impuestos netos.
En 2019, hubo un retroceso de la formación bruta de capital fijo (de casi 16%) y el consumo privado retrocedió un 6,4%. Eso fue parcialmente compensado por la suba en las exportaciones, que fue del 9,4%. “También se observó una variación negativa en el consumo público del orden del – 1,5%”, destacó IARAF. La actual gestión ya avisó que no piensa en el superávit fiscal hasta 2023, por lo que es probable que el consumo público vuelva a incrementarse.

0km. El PBI per cápita cayó durante el año pasado por debajo del nivel de 2010, según analizó el IARAF.

EN NÚMEROS
6,3% Fue la caída el año pasado en la producción industrial, según el informe estadístico publicado ayer por el INDEC.
5,5% Fue el desplome en 2019 de la actividad en la industria de la construcción, de acuerdo con las cifras del INDEC.
21,5% Fue lo que crecieron en 2019 la agricultura y la ganadería. La caída del PBI no fue mayor gracias a estas actividades.