Los alimentos subieron en enero el doble que la inflación

El Día (PBA – La Plata) – Nota – Política y Economía
Link
Alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron 4,7% promedio, destacándose azúcar, carne, papa y yogur. Por las vacaciones, se dispararon los costos de recreación
Archivo
La inflación de enero fue de 2,3 por ciento, la más baja desde julio del año pasado según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Además resultó inferior a las estimaciones hechas por las consultoras privadas, que la habían calculado en torno al 3,5 por ciento.
El mes pasado los incrementos más fuertes se registraron en alimentos y en gastos ocasionados por las vacaciones de verano, como recreación y cultura y restaurantes y hoteles.
Con el 4,7 por ciento, el incremento de los precios de los alimentos más que duplicó el índice de inflación promedio (2,3 por ciento) de enero. Según el INDEC, “en las subas se destacan carnes y derivados; infusiones, azúcar, dulces y golosinas”.
Una parte de esos incrementos se explican por la restitución del IVA a la canasta de alimentos. Sin embargo los incrementos no fueron homogéneos lo que indica que incidieron otros factores.
La mayor suba de los precios de los alimentos, con el 6 por ciento, se registró en el Noreste (NOA) y la menor con el 3,7 por ciento en la Patagonia.
LOS PRODUCTOS QUE MÁS SUBIERON
En el Gran Buenos Aires, los mayores aumentos, con suba de 2 dígitos, se registraron en azúcar (+ 14,7 por ciento) y carne picada común (13,5 por ciento). Le siguieron papa (+13,2 por ciento), el yogur (+11,7 por ciento, filet de merluza (+11,4 por ciento), arroz (+11,1 por ciento), asado (+11 por ciento), limón (+10,6 por ciento), pan de mesa (+10,4 por ciento) y lechuga (+10,1 por ciento).
En el aumento del precio de la carne incidió el incremento de las exportaciones que impulsó la suba de los valores internos, y arrastró al pollo por la mayor demanda en sustitución de los corte de carne vacuna.
Otros productos siguieron con los precios hacia arriba, como café molido (+3 por ciento), los pañales descartables (+3,9 por ciento), jabón de tocador (+3,5 por ciento) y desodorante (3,1 por ciento) que tampoco no tuvieron cambios en el IVA. Entre los especialistas, se atribuyen esos aumentos a remarcaciones preventivas.
En la variación mensual por categorías, los precios de los bienes subieron 2,6 por ciento; los de los servicios evolucionaron 1,6 por ciento; los estacionales avanzaron 3,6 por ciento; los regulados se ajustaron 1,1 por ciento y la inflación núcleo se ubicó en 2,4 por ciento.
Otros bienes y servicios varios subieron 3,1 por ciento y por debajo del nivel general de 2,3 por ciento se ubicaron los rubros de transporte, con el 1,5 por ciento; prendas de vestir y calzado, 1,1 por ciento; vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, 0,6 por ciento; educación, 0,5 por ciento y comunicaciones, 0,1 por ciento.
Hubo dos rubros del IPC que registraron bajas en sus precios promedio a nivel nacional: equipamiento y mantenimiento del hogar, del 1,3 por ciento; y salud, que también descendió un 2 por ciento, por la baja en los precios de los medicamentos.
El Indec también explicó la baja en la división equipamiento y mantenimiento del hogar, recordando que en enero se registró una caída, respecto a diciembre de 2019, en el rubro servicio doméstico porque en el último mes del año pasado se incluyó una asignación extraordinaria y no remunerativa dispuesta por el Ministerio de Producción de la Nación. Suma que no se computó en enero.