Schiaretti tanteó con Nación dos industrias en alerta: autos y agro

Martín Torino

Durante dos horas, el gobernador de Córdoba se reunió con el ministro De Pedro. El “Gringo” afirmó que pagará la deuda provincial, mientras Kicillof pedía tiempo hasta mayo a los acreedores
Dos horas con Juan Schiaretti se convirtieron en una de las reuniones más largas que encabezó el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, con gobernadores. El mano a mano con el mandatario cordobés entre ambos recaló sobre dos temas claves para la Nación, como la industria automotriz, que cuenta con terminales importantes en esa provincia, y el agro.
Schiaretti llegó acompañado de un séquito de funcionarios, pero se reunió en privado con el ministro. Sólo habrían sido interrumpidos por el jefe de bloque de Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien acudió a la Rosada para discutir el temario de sesiones extraordinarias.
Córdoba es la segunda provincia con más habitantes y capital de la industria automotriz.
De ahí que uno de los tópicos haya sido el sector, que hoy podría verse afectado por decisiones del Gobierno como las licencias no automáticas de importación y una suba a los precios de los autos O km, que dispuso el Poder Ejecutivo en la Ley de Solidaridad. Oficialmente, ni Córdoba ni la Rosada quisieron ahondar en la agenda que tocaron De Pedro y Sch iaretti. Pero quedaron en que el ministro de ProducciónMatías Kulfas, visite Córdoba dentro de 10 días para reunirse con su par de Industria, Eduardo Accastello.
Otro punto que es clave para la provincia es la actividad agropecuaria. Schiaretti se ha mostrado en contra de las retenciones, y en Nación están evaluando si suben otros tres puntos los derechos de exportación.
Ambos gobiernos están interesados en este sector para la recuperación de una economía en recesión y ante la necesidad de dólares.
Scharetti puso sobre mesa una preocupación central de Córdoba. Se trata del nivel de déficit de la Caja de Jubilaciones (que se mantiene bajo regulación provincial) que cubrirá la Nación. Este año, el déficit alcanzaría $ 20.000 millones y esperan que la Rosada cubra una parte. “La expectativa es que cumplan”, comentaron desde el gobierno cordobés.
Otros temas centrales son las obras que dependen de Nación así como el reparto de subsidios.
Más aún si la Rosada quiere mantener una tarifa de transporte baja, a nivel nacional. A su vez, Desarollo Social este miércoles avanzará para que la tarjeta alimentaria llegue a la provincia de Schiaretti.
Este último punto preocupa a varios mandatarios. De Pedro los está recibiendo de a uno. El lunes fue el turno del mandatario de Chaco, Jorge Capitanich.
Los mandatarios reclaman obras y subsidios y no tendrían reparos en la ofensiva de la Rosada respecto a reducir la coparticipación porteña. En ese caso, la Casa Rosada contaría con más recursos que podría luego redireccionar a los distritos subnacionales.
Schiaretti entró a Casa Rosada el mismo día que informó a la Bolsa que pagará el próximo vencimiento, de alrededor de u$s 16 millones, en concepto de intereses del bono C027. Mientras tanto, el gobernadora bonaerense, Axel Kicillof, pedía a los bonistas suspender el pago hasta el 1° de mayo.