Temor empresario por el avance de la ley de góndolas

A las preocupaciones habituales de los supermercadistas ante una demanda que no termina de repuntar y una competencia desleal que sigue avanzando, en los últimos días se sumó un nuevo motivo de desvelo. El miércoles pasado, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley de góndolas , y todo indica que la propuesta -más temprano que tarde- será aprobada por el Senado.
Ante la nueva regulación, las grandes cadenas tienen una opinión dividida. Reconocen como una medida necesaria (y en cierto punto, positiva) la decisión de impulsar la competencia en algunas categorías que hoy muestran una posición dominante por parte de una o dos empresas. Sin embargo, el optimismo no es compartido cuando se analiza la capacidad de aplicación que tendrá el proyecto que avanza en el Congreso.
“Estamos de acuerdo con el espíritu de la propuesta y la idea de desarrollar a las pymes como proveedores. Y de hecho es algo que venimos haciendo en Walmart. El problema es cómo ayudar a las pequeñas empresas, y no creo que se puede lograr a través de una ley”, señaló Dolores Fernández Lobbe, la flamante número uno de Walmart Argentina, que ayer participó de la mesa de la cumbre anual organizada por la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) en La Rural.
“En el resto del mundo existen regulaciones para la relación con los proveedores y estamos de acuerdo en avanzar en este tipo de medidas. Pero no creemos que agregue valor cuando se busca regular los porcentajes de exhibición en las góndolas”, señaló Federico Braun, presidente de la cadena de supermercados La Anónima.
En el grupo Cencosud (dueño de las cadenas Disco, Jumbo y VEA), por su parte, pusieron en duda que una medida de este tipo alcance su objetivo de contribuir a una baja de los precios en las góndolas.
“Creo que lo que va a provocar la ley es una distorsión en las góndolas y quiebres de stock en algunos proveedores, con mayores costos para toda la operación asociados a la reposición de productos”, fue el diagnóstico de Joaquín Santa Coloma, director ejecutivo de Cencosud Argentina.
En Coto también coincidieron en que cualquier medida que busque una mayor regulación de las góndolas no se presenta como una tarea fácil. “El armado de la góndola, con tantas variables, es un tarea extremadamente difícil”, señaló Daniel Padín, director de Tecnología de la cadena de supermercados Coto.
En la mira
Del proyecto de ley de góndolas que ya fue aprobado en Diputados hay dos artículos puntuales que despiertan la mayor preocupación de los supermercados.
El primero es el artículo tercero, que establece que las nuevas regulaciones solo regirán para las trece cadenas de supermercados que hoy facturan más de $1700 millones anuales. Esta lista incluye a las grandes cadenas que operan a nivel nacional: Carrefour, Walmart, Cencosud, Coto, La Anónima, Día% y Libertad, y algunos jugadores regionales como Todo (Bariloche), La Cooperativa Obrera (Bahía Blanca) y Comodín (Jujuy), entre otros.
“Juntas, todas estas cadenas representamos menos del 30% de las ventas, con lo cual la regulación y la mayor competencia no alcanzará al 70% del mercado”, explicó una fuente supermercadista.
El otro punto que preocupa a los empresarios del sector es el artículo 18, que delega las tareas de fiscalización de la ley en una serie de organizaciones, como cámaras empresariales, asociaciones de consumidores y cooperativas de la economía popular. “A grandes rasgos, esto significa abrirle la puerta a [Juan] Grabois para que se convierta en un inspector de las góndolas”, se quejó un hombre del sector.
Panorama complicado
-13,9%
Caída de ventas
Es la baja que sufrirán este año las ventas de productos de la canasta básica.
-15,2%
Artículos de tocador
Es el porcentaje en que caerían las ventas de este rubro durante este año.
-14,1%Productos de limpieza
Sería la variación de las ventas de este año.