Sube 5% el precio de la nafta, pero afirman que aún está atrasado 17%

Sofía Diamante

El costo de vida. El aumento se aplicó desde la madrugada; a partir del 14 de noviembre, el mercado volverá a estar liberado y dependerá de las petroleras establecer el incremento; en el año, los combustibles subieron 27%
El aumento era esperado y finalmente el Gobierno lo autorizó. Desde la madrugada de hoy, el valor promedio de las naftas subió 5% en el surtidor, mientras que los biocombus- tibles tendrán otro incremento, de entre 6% y 8%. La decisión “busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir”, indicaron en la Secretaría de Energía.
Según los cálculos del Gobierno, los precios antes del alza estaban atrasados en un 20%, aunque no había margen para subir lo que pedían las empresas y las provincias petroleras.
“La brecha remanente que estimamos luego de este aumento es del orden del 15%M, señalaron en la cartera de Energía.
Sin embargo, según las empresas y analistasdel sector consultados, la brecha todavía es del 17%.
A partir del jueves 14 de este mes, el mercado de combustibles volverá a ser libre y las compañías no necesitarán la autorización del Gobierno para aplicar los incrementos. Un día antes finalizará el congelamiento por 90 días que, a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), el Poder Ejecutivo estableció tras la brusca devaluación que tuvo la moneda luego de las PASO.
“Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización, el próximo 13 de noviembre, del período de vigencia establecido en el decreto 566/2019 en los precios en surtidor [congelamiento], el Gobierno autorizará una suba del 5% de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en $51,77”, dijeron en el Gobierno.
De esta forma, para YPF, la nafta súper pasaría de los actuales $45,49 a $47,31; la premium, de $52,49 a $54,59; la diésel súper, de $42,59 a $44,29, y la diésel premium, de $49,84 a $51,83.
Se trata del séptimo incremento de precios en el año, que de esta manera acumulan un aumento del 27%, mucho menor que el 44% estimado de inflación para el mismo período.
Desde que se implemento el congelamiento, el 16 de agosto, el Gobierno fijó dos variables para la comercialización del crudo: el tipo de cambio y el precio del barril del petróleo.
En este período, la Secretaría de Energía había permitido una suba en el valor fijado del dólar, que se reflejó en un incremento del 4% en las naftas.
Con este nuevo incremento, el tipo de cambio regulado pasó de $49,30 a $51,77, mientras que el precio del barril de petróleo se mantiene desde el inicio del congelamiento en US$59, un valor similar al precio del barril en el mercado internacio nal. El Gobierno aprovechó también para aumentar los impuestos a los combustibles líquidos (ICL) en 6% y para subir 8% el precio del bioetanol de maíz y biodiésel, y 6% el bioetanol de caña. “Nos encarecen el producto y nos aumentan los impuestos. El margen para las petroleras sobre el 5% de aumento es mínimo”, se quejaron en una de ellas.
De hecho paralas refinerías-YPF, Axion, Raízen (que tiene las estaciones de Shell) y Puma Energy-, el incremento que les queda es de 3,2%, teniendo en cuenta los aumentos.
Los productores-YPF, Pan American Energy (PAE), Shell y Exxon- Mobil, entre otras- recibirán el aumento total del 5%, sin embargo, todavía venden el barril a un tipo de cambio de $51,77, cuando en el mercado mayorista cotiza a $59,68.
Descontento de las petroleras A pesar de la brecha que aún existe con el valor de mercado de las nal1 tas, las petroleras señalan que nunca se aplicó un aumento tan brusco de sus valores, ya que todas siguen los movimientos que hace YPF, que tiene 60% de participación del mercado.
La suba máxima que se aplicó fue 9,5% en el área metropolitana, en septiembre del año pasado. En lo que va del año, la demanda de nafta súper se mantuvo estable, pero porque reemplazó el consumo de la premium, que se derrumbó un 25% respecto del año pasado.
La medida de fijar el precio del combustible y del crudo había traído malestar en la industria. YPF admitió a sus accionistas que la resolución implicaba dejar de ganar hasta US$120 millones por mes. De hecho, la Cámara Argentina de la Energía (CADE) presentó la semana pasada una acción de amparo judicial en reclamo de la inconsti- tucionalidad de los decretos de necesidad y urgencia (DNU). Integran esa cámara YPF, PAE, Shell, Total Austral, Raízen, Chevron, Exxon- Mobil y Pluspetrol.
En el comunicado que emitieron indicaron que “el congelamiento de precios generó una grave distorsión que repercute en los niveles de inversión, la actividad y el empleo”.
Hasta ese entonces, la petrolera Vista Oil & Gas, que fundó el expresidente de YPF Miguel Galuccio, había sido la única en presentarse ante la Justicia para rechazar la medida. Luego se sumaron las provincias de Neuquény Río Negro, que también protestaron por las regalías que dejan de percibir.

Es el séptimo incremento en el año y acumulan una suba del 27%, inferior a la inflación, estimada en 44% para el mismo período

UN SECTOR CON ALTIBAJOS

17% Es la brecha con el valor de paridad de importación Según las refinadoras, todavía queda aumentar ese porcentaje para estar equilibrados con el precio del barril si fuese exportado 114 de noviembre En dos semanas finaliza el congelamiento por 90 días que el Gobierno estableció luego de la suba del 25% del tipo de cambio, tras las elecciones primarias I Mercado liberado A partir de esa fecha será responsabilidad de las refinadoras establecer el incremento correspondiente.
Generalmente, las estaciones de servicio esperan a saber el aumento de YPF, para seguirla, ya que tiene el 60% de participación de mercado

27% Es el aumento acumulado en 2019 Las naftas subieron siete veces sus valores en lo que va del año; el incremento es menor al 44% de inflación estimado para el mismo periodo I Actualizan los impuestos El Gobierno aprovechó también para aumentar un 6%elimpuesto a los combustibles líquidos, que se actualiza de forma trimestral de acuerdo con la inflación I Suben biocombustibles Dentro de los incrementos aplicados, también se actualizan 6% el bioetanol de caña y 8% el bioetanol de maíz y el biodiésel. Las refinerías dicen que con estos aumentos de sus costos, el incremento para ellas es 3,2%, menor al 5% establecido