Por decreto, Macri extiende por cinco años cargos jerárquicos en el Estado

A 14 días de terminar su mandato, el presidente Mauricio Macri creó por decreto un régimen para funcionarios jerárquicos que mantiene en sus puestos a los directores generales por cinco años, por lo cual quienes integren el plantel del actual gobierno deberán conservar sus roles tras el cambio de gestión. En caso de ser despedidos, el Estado deberá pagarles una indemnización equivalente al sueldo que cobrarían en todo lo que reste de ese período.
Se trata del decreto 788/19, publicado el 25 de noviembre en el Boletín Oficial, firmado por Macri junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica. Fue acordado con el gremio estatal Unión del Personal Civil de la Nación ( UPCN).
La medida crea el “Régimen de Alta Dirección Pública”, que incluye a directores generales, nacionales o equivalentes, directores y coordinadores. A partir de esto, todos ellos pasan a tener estabilidad laboral por cinco años. En caso de ser removidos de sus cargos, el Estado deberá pagar el equivalente a los sueldos por lo que resta de esos cinco años.
Este nuevo marco normativo establece que los funcionarios que hayan sido nombrados durante el mandato de Macri deben permanecer en su cargo al menos por un año más, bajo el gobierno de Alberto Fernández.
Según informó Página/12, el Gobierno negó que el decreto permita la permanencia de sus funcionarios en la futura gestión y sostuvo que “promueve un sistema de concursos más transparente”. Desde UPCN también negaron ante dicho diario que el decreto implique un amparo a funcionarios macristas.
El secretario gremial de ATE Capital, Luciano Fernández, cuestionó en diálogo con Página/12 que “a catorce días de terminar su mandato, Mauricio Macri continúa su tarea de condicionar y dejar un campo minado a Alberto Fernández”. El dirigente agregó que “le quieren agregar una dificultad más al presidente que está llegando”.
Como consecuencia de esta medida, “desde el 1 de enero de 2020 se aplica un aumento salarial considerable a los más altos cargos de la Administración Pública Nacional, que incluso impactarán sobre los salarios de ministros y el presidente”, planteó. ATE calcula que esta modificación podría implicar aumentos de entre 80 y 100 mil pesos a partir de enero del año próximo, de los cuales deberá hacerse cargo el gobierno del Frente de Todos.
En tanto, la Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE) remarcó que el régimen de ingreso que dispone el decreto para los cargos jerárquicos tiene “exigencias mucho más laxas de idoneidad técnica y profesional que el vigente, un sistema de remuneraciones desproporcionadamente alto con respecto al resto, y otro indemnizatorio inédito para el caso de pérdida de la función -con retención de categoría-, pergeñado con la obvia intención de facilitar la permanencia de los funcionarios designados discrecionalmente por el Gobierno saliente”, informó el diario antes mencionado.