Dictaron la conciliación obligatoria en el conflicto por despidos en Vaca Muerta

El Ministerio de Producción y Trabajo dictó hoy la conciliación obligatoria en el conflicto que se suscitó en el yacimiento de Vaca Muerta, donde los gremios anunciaron hoy un paro de 24 horas como respuesta a lo que denunciaron como el anuncio de al menos 600 despidos, que se suman a las 1500 suspensiones operadas tras las elecciones primarias de agosto pasado, según sendos comunicados del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa y el Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de Neuquén y Rio Negro.
La conciliación comenzó a regir desde las 17 horas de hoy y por el plazo de 15 días, según la resolución de la cartera que dirige Dante Sica, que intimó a las empresas representadas por la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) y la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) a retrotraer la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto, dejando sin efecto cualquier tipo de medida. En Trabajo especificaron ante este diario que la resolución implica que las empresas deben retrotraer los despidos.
Las organizaciones gremiales, a su vez, deberán dejar sin efecto toda medida de acción directa, según la misma resolución.
Fuentes gremiales confirmaron a El Cronista que la conciliación será acatada. También dijeron que, hasta el momento, sólo habían recibido dos telegramas de despidos y que el cálculo de 600 cesantías surge por la cantidad de equipos de trabajo que se bajaron.
En el comunicado en el que anunció el paro,  el gremio de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que conduce Guillermo Pereyra, había puesto al desnudo que la adenda por la cual se flexibilizó el convenio de trabajo no sirvió para preservar los puestos de trabajo.  Los trabajadores siempre buscaron garantizar la paz social. Así lo hicieron desde la firma de la adenda al Convenio Colectivo de Trabajo en 2017 y luego en cada mesa de diálogo y convenio firmado. Siempre se priorizaron las fuentes de trabajo y la producción.