Consumo sensible: para 2020 prevén suba marginal pero también caída de 5,7%

CARLOS BOYADJIAN
Tras cuatro años consecutivos en terreno negativo, los analistas recalcularon en las últimas semanas y consideran ahora que es muy probable que el próximo año también registre una nueva contracción. De acuerdo con los pronósticos, el retroceso podría ubicarse entre 1% y 5,7% de caída. Pero ante el nuevo gobierno, que aún no definió su programa y menos las medidas concretas, la incertidumbre domina la escena. En ciertas simulaciones con decisiones políticas arrojan un leve mejora del consumo.
En el marco de las 6o Cumbre Supermercadista, ayer en La Rural, especialistas en consumo masivo delinearon varios escenarios, según el desempeño de la macro y senderos que pueda tomar el inicio de la gestión de Alberto Fernández.
“El escenario 2020 es complejo, es un año netamente de transición”, señaló Osvaldo Del Río, director de Scentia en referencia al peso que puede tener la relación con Brasil y la tracción de la demanda.
También habrá que poner el ojo en la deuda, los cambios en retenciones, la mayor presión tributaria, emisión monetaria, dudas sobre la reactivación de la industria y el cepo y la previsión de “caída del PBI entre 2,5% y 3,5%”. En el contexto negativo, Scentia estima que el consumo podría caer 5,7 por ciento.
Sin embargo, en un escenario virtuoso, caracterizado por posibles medidas y acciones pro consumo, “podrían verse variaciones positivas entre el segundo y tercer trimestre de 2020, dependiendo que la coyuntura político económica muestre estímulos positivos”. Así, el desempeño del consumo masivo podría variar entre una caída del 1% y un crecimiento del 1,5 por ciento.
Daniel Mamone, director Comercial de Kantar – World- panel, consideró que en un contexto de consumidor en “modo recalculando, la caída prevista para 2020 sería del 3,3 por ciento”.