Conciliación en conflicto por despidos de petroleros

La secretaría de Trabajo de la Nación decretó con celeridad la conciliacion obligatoria ante el paro activado por el Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa “por 600 despidos y 1.500 suspensiones”, según denunciaron desde el gremio.
“Bajo argumentos ridículos, más vinculados a la política nacional y sus medidas erráticas que al desempeño del trabajador, las cámaras empresarias del sector hidrocarburífero pretenden que los más débiles paguen lo que deberían resolver en otro ámbito”, expresó el titular del sindicato Guillermo Pereyra sobre la huelga que iban a desarrollar hasta este jueves al mediodía. “Los trabajadores siempre buscaron garantizar la paz social, incluso con la Convenio en 2017, priorizaron las fuentes de trabajo y la producción”, refrendaron en cuanto al “acuerdo que flexibilizó” su convenio poderoso.
El sindicato reclamó que se convoque a la Mesa de Vaca Muerta (comisión Especial de Interpretación y Resolución de Conflictos) y también al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.