Ley de economía del conocimiento. Los alcances y los requisitos para aplicar


El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, presentó la semana pasada los alcances de la reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento (de la cual se verán beneficiadas las empresas desarrolladoras de videojuegos), en una mesa de diálogo con empresas del sector. La normativa nació a partir del consenso con todos los actores y busca duplicar el empleo del sector y multiplicar las exportaciones de estas actividades.
Durante el encuentro, Sica destacó que la ley “fue un proyecto de trabajo en conjunto”. “Hoy damos por concluida una etapa importante, la de haber construido no sólo la ley sino el sistema de confianza entre nosotros para llevarla adelante”.
“Todos tenemos una responsabilidad importante a partir de ahora: hay que defender la ley, darle visibilidad, fortalecer al sector y generar un programa estratégico para los próximos 10 años con foco en la formación profesional, liderado por el sector privado. Trabajemos para generar empleo formal y decente para gran parte de la población argentina”, agregó el ministro.
A su vez, la cartera de Producción designó como autoridad de aplicación del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento, creado por la Ley27.506, a la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa, a través de la resolución 1084/2019 publicada en el Boletín Oficial.
La misma facultó al área que conduce Mariano Mayer para dictar las normas aclaratorias y complementarias que resulten necesarias, para el adecuado funcionamiento del Régimen.
En el encuentro con las empresas del sector, Mayer sostuvo que “es imprescindible potenciar esta industria por su capacidad de generación de empleo de calidad como por su impacto en toda la economía. La Ley implica para la Argentina, la posibilidad de construir un país desarrollado con oportunidades para todos”.
Beneficios y puntos claves La ley de Economía del Conocimiento reglamentada otorga beneficios impositivos a empresas de las industrias de software, producción audiovisual, biotecnología y nanotecnología,’ entre otras actividades.
Se trata de la norma que renueva y amplía la promoción que tuvo la industria de software, y que entra en vigencia en enero del 2020.
La ley establece estabilidad fiscal a partir de su inscripción en el Registro Nacional de beneficiarios, que alcanzará a todos los tributos nacionales, lo que incluye los aranceles a la importación y exportación, según el articulo 7 de la ley, entre otros beneficios impositivos.
Y entre los requisitos a cumplir señala que, para poder ser beneficiario de la promoción, el 70% de la facturación anual de la persona jurídica se genere por alguna de las actividades incluidas (software, biotecnología, nanotecnología, etc.).
Como la norma también incluye la exportación de servicios profesionales, la reglamentación prevé que el porcentaje baje al 45% si se trata de una pyme o micro empresa, así como un profesional sin relación de dependencia.
Respecto de la inversión destinada a investigación y desarrollo, la reglamentación dispone que entren en los beneficios fiscales quienes destinen como mínimo el 3% de la facturación a esta actividad; y del 8% para los gastos en capacitación de los empleados.
El trámite de aplicación se podrá realizar a través de la plataforma de Trámites a Distancia (TAD), para que la medida tenga alcance nacional. A su vez, las empresas que están actualmente comprendidas en el régimen de la anterior Ley de Software tienen hasta el 31 de diciembre de este año para manifestar que desean continuar con el régimen y luego, tendrán plazo hasta el 30 de junio del 2020 para ajustarse a los requisitos.
La entidad Argencon, que agrupa a las compañías que exportan servicios, elogió la reglamentación de la ley y recordó que la disciplina de la economía del conocimiento es una de las que más exportaciones generó en la última década.
“Es una industria de pleno empleo en el país y que tiene el potencial de aumentar transversal- mente la productividad de toda la economía, con proyecciones de incrementar en un 150% las exportaciones para 2030” indicaron desde la entidad. O Télam