Cierra una planta de salsas en La Rioja

La empresa Arisco cerró ayer su planta elaboradora de productos alimenticios ubicada sobre la ruta 38 en La Rioja, con un saldo de 120 trabajadores despedidos. En un breve escrito la empresa multinacional comunicó a la prensa local su decisión y afirmó que el cierre se debe a la caída de sus ventas y el estancamiento en la producción de salsas. “La industria alimentaria está atravesando un período de estancamiento desde hace varios años debido a la caída generalizada del volumen de producción, como consecuencia de la desaceleración local en los niveles de consumo”, dijo la firma.
Explicó que “en este contexto, las compañías debemos afrontar procesos de reingeniería de las operaciones industriales, a fin de mantener la viabilidad y sustentabilidad del negocio”.
Con respecto a las fuentes de trabajo, manifestó que “la adecuación implica el cese de la operación productiva en la provincia a partir del día de la fecha y la consecuente reducción de 120 puestos de trabajo”.
Destacó Arisco que “la empresa garantiza el pago del 100% de las indemnizaciones acorde a lo establecido por ley y se atenderán situaciones particulares de los trabajadores afectados y el acuerdo de un paquete con beneficios adicionales”.
ADEMÁS Volkswagen apoya la apertura, pero pide más competitivida