CAME pidió un salvataje financiero para las PyMEs

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le pidió este miércoles al ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, que declare la emergencia y que contemple un salvataje financiero para las pequeñas y medianas empresas (PyME).Sica participó, junto a una comitiva de funcionarios del ministerio, del Consejo Directivo de la CAME, representado por 141 dirigentes de todo el país, para escuchar la actualidad del sector.”Sabemos las dificultades que están pasando”, dijo Sica y agregó: “Estamos poniendo a disposición todas las herramientas disponibles ante los cambios que no esperábamos”.Junto al secretario de Empleo, Fernando Premoliel secretario de Comercio Interior, Ignacio Werner; el presidente ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio InternacionalJuan Pablo Trípodi; y la Directora Nacional de Competitividad y Financiamiento PyME, Julia Watman; el ministro explicó los principales lineamientos del anteproyecto de Ley Pyme 2.0, que se enviará la semana que viene al Congreso de la Nación para su tratamiento.Sabemos las dificultades que están pasandoEntre los puntos destacados (acordados con el Consejo de Monitoreo y Competitividad PyME) se señalan cuatro ejes para llevar alivio fiscal: 1. Bajar de 35% a 22% el Impuesto a las Ganancias para la gran mayoría de las PyME.2. Reducir a la mitad los impuestos y suavizar la transición de los monotributistas que pasan al régimen general. 3. Permitirles a las empresas pagarle a la AFIP con las deudas que el organismo tiene con ellas.4. Crear un sistema nuevo para proteger a los que invierten.Estamos poniendo a disposición todas las herramientas disponibles ante los cambios que no esperábamosPor su parte, el secretario de Emprendedores y PyMEs, Mariano Mayer, indicó: “Llegamos a las 500 mil PyME registradas”.Además, presentaron los proyectos de Ley de Promoción de Inversiones (con bono fiscal y devoluciones) y de Empleo Joven (con rebajas de aportes patronales permanentes y la creación de una Agencia de Empleo orientada a la capacitación). En tanto, desde CAME insistieron en la necesidad de prever una “regionalización” en materia impositiva entendiendo la realidad del interior profundo y la importancia de una urgente “modernización laboral” para fomentar y mantener puestos de trabajo.“La supervivencia de las pequeñas y medianas empresas depende de las medidas que se tomen en el plano tributario, financiero, laboral y de consumo interno”, enfatizó el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán.Llegamos a las 500 mil PyME registradaAsimismo, los dirigentes reiteraron el pedido de tasas diferenciales, líneas de crédito productivas con tasas del 21%, Repro Pyme Express para empresas en crisis para sostener el empleo, y mínimo no imponible sobre contribuciones patronales: adelanto del cronograma de la aplicación plena prevista en la Ley 27.430 y cargas sociales diferenciadas por zona para compensar al interior profundo.Pidieron, también, suspender el impuesto al cheque, eximir a las PyMes del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas; y suspensión del pago de anticipos de Ganancias. Cabe destacar que en nuestro país las micro, pequeñas y medianas empresas son grandes protagonistas de la actividad económica representando al 44% del PBI nacional y generando el 70% del empleo privado.CAME está integrada por 1491 cámaras y federaciones, que representan a los sectores de comercio, economías regionales, turismo, industria y construcción.